El ‘lobo español’ ha tocado fondo

El presidente Rajoy ha sido certero y optimista cuando declaró ayer que España ha tocado fondo, ante las noticias de  resignación que llegan de Bruselas -nos dan un 6,5 % para el déficit de 2013, del que ya nos hemos comido más de la cuarta parte en el primer cuatrimestre-, el pesimismo que canta la OCDE (28 % de paro) y la malas notas de Banco de España (mas recesión). Y dice Rajoy que España ha tocado fondo y que a partir de 2014 aparecerán en el horizonte las primeras vacas gordas del crecimiento. Que Dios le oiga y le conserve la vista, pero mucho nos tememos que aún vamos hacia abajo o que si estamos en el fondo todavía vamos a tardar un tiempo en salir a la superficie si es que esto tiene salida y arreglo en España y en la UE, donde andan muy preocupados con España porque ya le han visto el peligro y las orejas al lobo español.

Una Unión Europea donde empiezan a darse cuenta de lo seria que es la situación española, explosiva en el paro y pésima en la recesión, y por ello nos dan dos años más para alcanzar en 2016 el objetivo de déficit de 3 % y nos regalan dos décimas hasta el 6,5 % para este año. Porque nos ven en una dramática situación. Un gesto de resignación y preocupación de la UE que saben que el problema España empieza a ser el talón de Aquiles del euro y el mayor peligro para la estabilidad europea general por el tamaño y trascendencia de nuestro país, que no es Chipre ni Portugal.

Naturalmente, cada uno puede ver la botella española como le mejor le parezca. Para Cospedal, la eterna optimista, está llena porque considera que la apuesta de la Comisión significa que confía en España y su Gobierno. Es verdad que el Comisario Olli Rehn presentó ayer su plan de ayudas a España como premio al esfuerzo realizado aunque nos dejó un cúmulo de tareas que van del ajuste de pensiones (para este año) a otras numerosas medidas difíciles de cumplir. Rehn, ¡ cómo no! se declara optimista, como optimista en público y pesimista en secreto será el verdadero gran informe de la ‘troika’ que está estudiando en Madrid el momento actual del sistema financiero español, a la luz del rescate de los 41.000 millones de euros que nos dio la UE y que muy pronto se quedarán cortos como tarde o temprano se vera.

Estamos, como dice Rajoy en el fondo y sin fondos. El Estado no recauda más a pesar de la subida de impuestos y gasta más de lo que ingresa o casi igual que en 2012. Y al fondo de todo ello está la recesión porque no hay dinero público para gastar ni créditos a las empresas y a los tan mencionados emprendedores. ¿De qué sirven las ayudas de corte fiscal o social a las empresas si no hay crédito y dinero para contratar, ni siquiera jóvenes en las mejores condiciones posibles para el empresario?

En España hay muy poco que hacer y no se ve ni liderazgo ni un plan de choque, ni imaginación ni un gran acuerdo nacional. Y en la UE todos están a la espera de que Merkel gane sus elecciones en septiembre a ver si después abre la caja fuerte del BCE y sale el dinero a raudales y directamente para Gobiernos, bancos y los empresarios. Al final la solución tiene que venir de la máquina del dinero como la que tiene la FED en USA, o el Banco de Japón en Tokio, bien produciendo billetes bien con los eurobonos, para que el norte y el sur de Europa se financien al mismo tipo de interés.

Y todo lo demás son parches por aquí y por allá que no curan al enfermo y que nos dejan más o menos en coma, es decir en el fondo del mar del que nos habla Rajoy con tanta solemnidad. Lo de ayer de la Comisión huele a pesimismo y resignación de la UE que le ha visto el peligro y las orejas negras al lobo español.