Rubalcaba y Chacón enfrentados

Ha dicho Rubalcaba que las elecciones primarias del PSOE para seleccionar su candidato a la presidencia del Gobierno de cara a los comicios de 2015 -si es que no se adelantan- se harán “cuando toquen”, parafraseando a Pujol -y a Aznar-, mientras desde su entorno se citan los recientes modelos de Italia y Francia, países en las que esos comicios se celebraron seis meses antes de las elecciones legislativas.

Semejantes anuncios no han gustado a la eterna candidata Carmen Chacón ni a su equipo de seguidores, lo que ha llevado a la exministra de la Defensa a decir que el PSOE no puede esperar ni perder mas tiempo, abriendo por enésima vez el debate sobre el que se considera liderazgo fallido de Alfredo Pérez Rubalcaba, a la vista de los últimos sondeos de opinión sobre el hoy jefe de la oposición y la intención de voto de los socialistas, reducida a un 22%.

Puede que los dos, Rubalcaba y Chacón, tengan su parte de razón y puede que ninguno de los dos sea, finalmente, el candidato del PSOE a la presidencia del gobierno en las elecciones de 2015. El actual secretario general esgrime su mandato de cuatro años al frente del partido, tras el congreso celebrado hace menos de un año, en el que derrotó a Chacón, y en ello tiene razón por más que su adversaria quiera una pronta revancha. También le asiste la razón a Rubalcaba cuando afirma que el PSOE lo que tiene que hacer en este momento es diseñar una “alternativa” al Gobierno del PP, tarea en la que ya han perdido un año desde la derrota del 20-N de 2011.

Y puede que también tenga sus razones Chacón cuando dice que el PSOE no puede esperar para llevar a cabo una renovación a fondo de sus ideas, programas y liderazgo y que por ello exige que las primarias se abran cuanto antes, para transmitir pronto a los ciudadanos la imagen de un partido plenamente renovado. Sin embargo, el hecho de que Rubalcaba y Chacón formaran parte del desastroso gobierno de Zapatero hace pensar que ninguno de los dos va a estar en la cabeza del cartel del PSOE en 2015.

En lo único en lo que ambos están de acuerdo es en que, esta vez, las elecciones primarias de los socialistas serán abiertas a todos los militantes y simpatizantes del PSOE, pero en nada más. Entre otras cosas porque tras el pulso a cara de perro que ambos están protagonizando estos días subyacen dos modelos y los seguidores de los dos expresidentes del Gobierno: los de Felipe González, donde milita Rubalcaba; y los de José Luis Rodríguez Zapatero, en cuyo entorno se mueve Chacón.

Sin embargo, personalismos aparte lo que mas daña al PSOE es la confusión ideológica y programática de este partido frente a los serios problemas que España tiene planteados y frente al gobierno de Rajoy que, curiosamente, se desgasta menos que la oposición a pesar de las medidas duras e impopulares que está adoptando. Lo que hace presagiar que en el seno de los socialistas puede surgir una tercera vía completamente innovadora, si además de abordar las políticas económicas y sociales en debate entra en el terreno de la reforma democrática y constitucional que España necesita. Y no sólo para hablar de una España federal o incluir la Sanidad entre los derechos fundamentales de los españoles, sino para abrir la ley electoral y otras muchas reformas democráticas sin las que este país difícilmente saldrá de su crisis económica e institucional.