Lo que nos faltaba: la huelga general

Rajoy sigue indeciso, perplejo y callado ante la inquietud y la  mirada atónita de los españoles y de los propios líderes europeos que ven en España el riesgo del hundimiento del euro y de la UE. Todo ello mientras una ciega Ángela Merkel juega con el fuego del incendio y zarandea, cual forzudo Sansón, las columnas del templo de la Unión en medio de debates que suenan a bizantinos sobre pactos fiscales y bancarios con los que unos y otros pierden un tiempo precioso en el que hay demasiado en juego y donde la Españase presenta como el puntal mas débil de la amenazada estructura de la UE.

Y es en medio de este panorama preocupante en el que los líderes sindicales de CC.OO. y UGT, Totxo y Méndez, han decidido avanzar hacia una segunda huelga general española en contra de las políticas del gobierno de Rajoy, aumentando en este tiempo incierto nuevas tensiones sociales que ofrecerán a los mercados y escasos inversores que aún nos contemplan la imagen de un país conflictivo y arruinado, y para colmo amenazado por la secesión de Cataluña, y ya veremos qué pasa el domingo en las elecciones del País Vasco.

Vamos a ver qué ocurre en las elecciones vascas en las que un resultado espectacular de Bildu, como el que ahora anuncian las encuestas, puede empeorar, más si cabe, la debilidad española que tendrá en el mes de noviembre entrante un tiempo crucial. No en vano es, en este mes que se inicia con la elección presidencial de los Estados Unidos, el tiempo donde Rajoy tendrá que pedir sin más dilación el rescate financiero de España y exigir el inicio del otro rescate de la banca española, del que aún no hemos visto un solo euro.

Pero es también en ese mes de noviembre en el que los sindicatos pretenden, el día 14, convocar una huelga general –la segunda en menos de un año- en contra de las políticas económicas y sociales del gobierno de Rajoy, lo que dañará, más si cabe, la imagen de España en todo el mundo. Y todo ello en vísperas de la Cumbre Iberoamericana de Cádiz de los días 17 y 18, donde se celebrará el 200 aniversario de la Constitución de 1812 y de donde saldrán de regreso hacia sus países los primeros mandatarios de América Latina llevándose consigo la idea de una España en decadencia, y ya veremos si camino de la ruptura a tenor de lo que ocurra el día 25 de noviembre durante las elecciones catalanas.

Es verdad que este gobierno, imbuido por una obsesiva misión de ajuste del déficit público, ha iniciado un camino solitario, ajeno a todo pacto político y social con los sindicatos y el primer partido de la oposición, y se ha lanzado a un sinfín de reformas y ajustes por decreto que en el corto plazo sólo han servido para aumentar el paro y la recesión, mientras permanecen bajo toda sospecha el cumplimiento de los objetivos de déficit y la viabilidad de los Presupuestos Generales de 2013.

El balance contable del primer año de Rajoy, tras la victoria del 20-N ahora se recordará, en malo para España, por más que las reformas y ajustes del gobierno han reconducido parte de la crisis del sistema financiero y adelgazado y controlado parte del gasto público nacional y autonómico, aunque aún queda mas por recortar, sobre todo el gasto político.

Ahora bien que el Gobierno de Rajoy, con pocas luces y muchas sombras, no haya hecho ciertas cosas bien y haya despreciado el diálogo social y político con sus adversarios, no tampoco justifica que los sindicatos y el PSOE –que apoya la huelga- se lancen por el sendero del paro general, cuando los socialistas no presentaron un proyecto de Presupuestos alternativos al del PP, y cuando los sondeos sobre las elecciones regionales en curso le dan al PSOE peores perspectivas que al PP. No sabemos si hay tiempo para frenar esta nueva huelga general pero se debería intentar.

1 comentario
  1. librejav says:

    Grecia dentonante ?

    Yo apuesto por el estado español como la mecha que reviente la Unión Monetaria Europea, en colaboración con Italia.

    Y me atrevo a pronosticar cuando. Antes de la primavera del 2016. El lío catalán cogerá fuerza en la primavera 2015. Otoño políticamente "caliente" con un PP enloquecido con las nuevas leyes de seguridad (y quizás montando otro lío político en Euskadi a cuenta del censo electoral y los exiliados) para entrar en un invierno con Podemos como estrella polar. Ingredientes perfectos para que la UME pete en el primer trimestre de 2016 !

    Pronostico gratuito

Los comentarios están desactivados.