El PSOE pretende que España rompa con la UE

Da la impresión, por extraño que parezca, que el PSOE no quiere que la UE rescate a la banca española, que nuestro país no cumpla los objetivos de déficit de la UE y que incluso se corra el riesgo de que España tenga que ser globalmente intervenida y rescatada por Europa o que finalmente decida abandonar el euro. Y si esto, que sería una catástrofe nacional, no es así que diga el PSOE cual es su alternativa si es que la tiene, porque no se ve por ninguna parte. Y que expliquen también si creen que hay alguien en la UE, en la Comisión o entre los líderes europeos, capaz de ofrecerle a España otra vía, lo que es imposible de imaginar ni siquiera de la mano del presidente de Francia, el socialista François Hollande.

Esto es al menos lo que se deduce de las declaraciones del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha anunciado su plena oposición a la puesta en marcha de nuevas medidas de ajuste que serán adoptadas por el Gobierno (subida del IVA, no deducción fiscal de la vivienda, “céntimo verde” de los hidrocarburos y las que están por llegar) para poder cumplir los objetivos de déficit pactados con la UE. Sobre todo ante el fracaso de sus previsiones y de sus ajustes y reformas iniciales, como se acaba de comprobar vista la acumulación del déficit público de los 5 primeros meses del año (del 3,4 %), lo que nos conduce a incumplir los objetivos de déficit pactados con la UE, esencialmente porque el Estado no logra recaudar lo que pretendía. Y ello por mucho que nos digan que en los próximos meses la situación mejorará.

Pero el Partido Socialista no explica cual es su alternativa y si es que la tiene y pretende, como parece, que España rompa su pacto de déficit con la UE y rechace las nuevas medidas que exigen en estos momentos tanto la Comisión Europea como el FMI, lo que pondrá en peligro el rescate de la UE a la banca hispana solicitado por el Gobierno de España y cuyas condiciones ya se empiezan a negociar.

El comisario europeo y militante del PSOE Joaquín Almunia ha declarado el martes en Madrid que las peticiones de unos nuevos ajustes que la Comisión Europea exige a España no solo son unas sugerencias, sino que son de obligatorio cumplimiento si nuestro país quiere recibir el dinero del rescate a los bancos. Por ello los socialistas deben explicar de una vez por todas cual es su posición y si tienen alguna alternativa factible a las exigencias de la UE o si su actitud se limita a buscar el desgaste del Gobierno, sin decir a los españoles lo que ellos proponen que solo apunta al caos.

Porque de lo dicho por Rubalcaba se desprende que España debe rechazar las condiciones del rescate, y dejar que nuestros bancos entren en el camino de la quiebra, así como la deuda del Estado lo que llevaría a España a optar por un rescate general del país con exigencias mucho mayores y la intervención de la economía del país parte de la UE, al estilo de lo ocurrido en Grecia, Portugal e Irlanda. Y si tampoco desean esto otro a lo mejor el PSOE lo que está proponiendo es que España abandone el euro.

Podemos estar de acuerdo con la idea de que es Merkel la que ha de cambiar radicalmente su política en la UE porque la austeridad nos sumerge en la recesión y las nuevas medidas traerán todavía más paro y más deuda. Pero ¿quién le pone el cascabel hoy día a la canciller? Máxime cuando en los próximos días se espera que en la cumbre de la UE se vislumbre un proyecto global concreto y con un preciso calendario para apuntalar el euro, acordar nuevos fondos para incentivar el crecimiento (130.000 millones), dar los primeros y definitivos pasos para la unión bancaria, y abrir todos los fondos europeos para ofrecer liquidez a la banca y financiar a los Estados, con nuevo mecanismos más flexibles y estables. Pero siempre bajo la premisa o condición de que cada país cumpla con sus objetivos de déficit, porque de lo contrario el que no cumpla quedará fuera del total de las ayudas de la UE.

Asimismo ayer se supo que la UE estudia proponer a los países del Eurogrupo un super ministro de Finanzas para la zona euro y un controlador del sistema financiero de cada país, lo que incluye una nueva cesión de soberanía nacional.

Y si esto es así y esas son las reglas del juego ¿qué pretende el PSOE, que España no cumpla y se vaya a la bancarrota y salga del euro? Ya sabemos que el Gobierno se ha equivocado en no pocas cosas, empezando por el caso Bankia que contaminó todo el sistema financiero y nos lleva al rescate bancario. Y siguiendo por los planes de ajuste y reformas estructurales que ahora se ven insuficientes. Pero en la UE no caben más dilaciones y como se dice en nuestro país “esto son lentejas, si quieres las comes y si no las dejas”. Y si el PSOE propone que nos quedemos sin “comer” se va a equivocar, porque los españoles no quieren perder el tren de la UE ni viajar en segunda clase o en otra velocidad.

2 comentarios
  1. jm says:

    prefiero un rey por 40 años que un presidente cada cuatro, y en cuanto a la sucesión monarquica no es muy diferente a la de Castro por ejemplo y si es antigua pues a mi me da igual no son monarquías absolutas, el antiguo eres tú. Pero vamos que por mí se pueden quitar a los dos pero entre ambas opciones creo que se roba menos, que hay menos depotismo en un rey cada 40 años que un presidente cada cuatro, que visto lo visto los enchufes los queda bien amarrados cada uno y se suman a los del siguiente.

  2. Hermman says:

    Prefiero votar casa 4 años a un candidato que tener una monarquía que no es elegida por nadie,.... El principio básico de cualquier democracia es el derecho de los ciudadanos a la libre elección.......

Los comentarios están desactivados.