Menos mal que tenemos a Monti

Menos mal que tenemos al primer ministro Italiano Mario Monti librando en primera línea, con sensatez y firmeza la batalla de la estabilidad financiera de la zona euro y de los problemas para la financiación de la deuda de España e Italia, como se desprende de las noticias que hablan de un gran plan de rescate o ayuda plena a la deuda de ambos países con los fondos de estabilidad y el Med de la UE, una vez que se corrijan sus mecanismos en la cumbre de la UE de finales de mes y que se perfile el acuerdo en la reunión que Monti, Merkel, Hollande y Rajoy celebrarán en Roma este viernes 22.

De momento la noticia filtrada ayer por dos diarios británicos, el Telegraph y el Gardian -los españoles siempre nos enteramos de lo que nos concierne por los medios británicos- ha espantado a los especuladores de los mercados, porque esa presunta avalancha de dinero de la UE -que no arregla el problema de fondo de la deuda y que exigirá contrapartidas de control del déficit público- bajará los tipos de interés y la prima de riesgo, como ya ha empezado a ocurrir, en pos de un tiempo de estabilidad, que ha de permitir a los gobiernos de Madrid y Roma avanzar en nuevas reformas y en los ajustes del déficit (con la subida del IVA español, incluida).

El prestigio e influencia de Monti en París y Berlín permite creer que se puede abrir un camino a esta situación que Rajoy debería de completar pidiendo de una vez el rescate de la banca y dando la cifra final de lo que necesitan los bancos españoles afectados, que no debería de alejarse de los 100.000 millones ofrecidos por el Eurogrupo, porque ese es dinero seguro y a buen precio y más vale pasarse que quedarse corto.

En cuanto a la diplomacia de Rajoy y la falta de información que ofrece a los españoles hemos de decir que el presidente español no ha salido bien parado del G-20 de Los Cabos, ha mantenido a nuestro país en “coplas” como un peligro público, ha pretendido desmentir a Merkel cuando la canciller –y Obama- le pidieron a Rajoy “claridad” y “rapidez” para cerrar el rescate bancario, y se empeña en ocultar a los medios españoles lo que luego cuentan los otros dirigentes y medios extranjeros de comunicación, tal y como ha ocurrido ahora con el plan de Monti. O como ocurrió el pasado 8 de junio cuando Reuters anunció la reunión urgente del Eurogrupo para el rescate bancario de España, y la vicepresidenta Sáenz de Santamaría lo desmentía mientras su equipo se dedicaba a desprestigiar a la agencia de noticias inglesa, que había dicho la verdad.

Si añadimos el empeño del Gobierno en negar la palabra “rescate” como lo hizo ayer el ministro Montoro de manera penosa –se lo han tomado como una obsesión para diferenciarse de Zapatero quien por cierto está en el limbo-, veremos que el Ejecutivo de Rajoy, empezando por su presidente, está imbuido de soberbia, pretendiendo en la UE, o en el G-20 un falso protagonismo que solo como “país problema”, y alardeando de una “independencia” que no existe, y menos en las actuales circunstancias de vigilancia permanente de la UE –en bancos y comunidades autónomas, por ahora- y pronto bajo intervención, porque el rescate de la banca no será gratuito y la financiación de la deuda tampoco. Además ¿de quién son Rajoy y su Gobierno independientes? ¿Acaso del BCE, FMI, Merkel, Obama, Hollande, Monti, la Comisión y el Consejo de la UE? Si eso se planteara así, con gestos soberbios como los de Rajoy con los Presupuestos y los objetivos de déficit de 2012, o presumiendo que él es quien presiona a los demás, si eso fuera así España estaría en quiebra y sin solución. O sea que más modestia y un mejor trabajo para concluir en tiempo y hora las tareas con “claridad” y agilidad, como lo ha exigido la Merkel -que es la que más paga los platos rotos por España e Italia- con toda la razón.

1 comentario
  1. librejav says:

    Sr Manzanares.

    No soy jurista. Ni tengo ni idea de derecho, pero no me diga que resulta cómico que la doctrina esgrimida para mandar a la infanta al banquillo haya sido la doctrina Atutxa. Una doctrina, Atutxa, diseñada ad-hoc por lo mas ultra del tribunal supremo en tiempos de aznar.

    Que haya sido la argumentaron del procesamiento de Atutxa la doctrina valida para arrastrar a la infanta a los banquillos y a la familia real por el barro es gratificante para todo liberal republicano que asume la realidad plurinacional del estado !

    Felicite de mi parte a los que construyeron la sentencia Atutxa !

Los comentarios están desactivados.