Europa avanza y avisa a España

Vamos a ver que dicen hoy los mercados financieros y su efecto en las Bolsas europeas, pero la UE de los países del euro defendió ayer noche su moneda con uñas y dientes y superó en Bruselas su gran prueba de riesgo al tiempo que parece controlar el fuego de la crisis griega con un importante dispositivo financiero con el que, a la vez, trata de impedir que el incendio se extienda a Italia, país severamente advertido por el Consejo de la UE, y a España a la que se pide un mayor esfuerzo de reformas y el cumplimiento de los objetivos de déficit del 6 % previstos para este año. Y a ambos países y al resto de la UE se les exige una recapitalización de su banca privada para alcanzar unas reservas de capital de calidad del 9%, lo que para España significará unas necesidades financieras cercanas a los 30.000 millones de euros y la devaluación de nuestra deuda pública en un 2 %. Es decir España está mucho mejor que Grecia, supera a Italia pero sigue siendo el tercer país importante de la UE en zona de peligro por lo que Zapatero regresa de Bruselas al borde del suspenso y en vísperas de las elecciones generales del 20-N.

Con grandes dificultades, a trancas y barrancas como se dice en España, la Unión Europea desplegó ayer un enorme esfuerzo político para salvar el Euro y la Unión Monetaria con un ataque en profundidad en los tres frentes abiertos donde logró acuerdos importantes: la recapitalización de la banca privada europea, a la que ahora se le exige un “cuore capital” del 9 % a conseguir antes de julio de 2012; la salvación de Grecia con una quita de su deuda de mas del 50% por parte de los bancos acreedores por valor de unos 100.000 millones de euros, lo que permitiría desarrollar el segundo plan de rescate griego; y la puesta en marcha del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que aumentando su capital hasta el billón de euros, podrá ayudar a Grecia, Irlanda y Portugal, y sobre todo frenar los ataques a España e Italia. Especialmente si en su muro defensivo le ayudan el Banco Central Europeo (BCE) y un nuevo fondo las potencias emergentes (China, Rusia y Brasil), lo que se intentará lograr con ayuda del FMI antes de la cumbre del G-20 del mes de noviembre.

El comunicado final de la cumbre refleja satisfacción general pero no euforia, a pesar que los acuerdos hallados van en línea con la defensa a ultranza del euro y en pos de un modelo federal para la Unión Monetaria, tal y como lo pretendía Alemania. Sin embargo los problemas griegos aún permanecen y las quitas de su deuda pactadas corren riesgo de ser interpretadas por las agencia de calificación como una “quiebra camuflada” que se podría extender a Italia e incluso a España, de ahí la triple corona defensiva que la UE pretende poner a los países en zona de peligro con el nuevo fondo de rescate FEEF (aumentado a un billón de euros), la permanente ayuda del BCE y otro nuevo fondo privado sustentado por las naciones emergentes. ¿Será suficiente? Veremos.

En cuanto a España la UE ofrece buenas palabras de despedida a Zapatero pero exige nuevos ajustes y tareas al que se presume como futuro gobierno de Rajoy especialmente en recapitalización de la banca y mercado laboral, porque la UE nos hizo una severa advertencia sobre los altos niveles de paro y exige que se cumpla este año el objetivo del déficit previsto en el 6 %, lo que está por ver. En suma la UE le dice a Zapatero que sus reformas son débiles y que la reestructuración del sistema financiero está lejos de haber alcanzado sus objetivos, por lo que a partir de ahora se le ponen a la banca española controles y límites de gran exigencia que veremos quien los puede lograr y quien no en el territorio financiero español. Y todo ello con una devaluación incluida del 2 % de nuestra deuda, lo que afectará a las nuevas emisiones del banco de España y a los intereses públicos y privados del sistema financiero español. En suma la UE nos pone bajo vigilancia y nos impone unas reformas y objetivos que el gobierno de Zapatero no ha sabido ni querido cumplir.

¿Como reaccionarán hoy dichos mercados en las Bolsas europeas ante la cumbre de la UE y estos acuerdos importantes? Eso lo vamos a saber ahora y en días sucesivos. Pero lo que no se podrá negar es el esfuerzo político y económico desplegado por la UE para alcanzar un resultado en favor de la supervivencia del Euro. Acuerdos que aún necesitan detalles técnicos y cuantificados de última hora pero que podrían estar listos para antes de la próxima cumbre del G-20, a fin de tranquilizar los mercados mundiales y crear una amplia y duradera zona de estabilidad.