Rubalcaba se hunde en la “conferencia de paz”

Víctima de su ambición y de los errores y recientes disparates de Zapatero (reforma constitucional, escudo de misiles y conferencia de “paz” con ETA)  el candidato Rubalcaba se hunde progresivamente en todas las encuestas, falto de credibilidad, de programa y de carisma. Encuestas como las que han publicado los diarios El Mundo y El País, y que cada día que van a peor para el PSOE y camino de alcanzar su peor resultado electoral desde el inicio de la transición (menos de 118 diputados) y de garantizar la mayoría absoluta del PP (cerca de 200 diputados). En su desesperación Rubalcaba hace un llamamiento “al alma socialista” como suplicando el perdón por los errores cometidos que son, precisamente, los que destruyeron “el alma socialista” en el cuerpo electoral del PSOE.

La llamada “conferencia de paz” que hoy se inicia en San Sebastián en pos de arropar el final de ETA es otro ejemplo de la autodestrucción del PSOE, porque esa conferencia, propiciada por el propio Zapatero -como lo prueba la presencia de su amigo Kofi Annan,  el promotor de la fracasada Alianza de Civilizaciones- sólo busca legitimar a ETA, para que no haya “vencedores ni vencidos” y para crear una farsa internacional en el que ETA anuncie el final de su violencia favoreciendo a Bildu en la elecciones. Y, de paso, regalando a Zapatero un pequeño triunfo en su despedida. Con esta indigna conferencia -¿de qué “paz” hablan, o de qué “conflicto”?, sólo hay criminales y víctimas-, el PSOE se olvida de las víctimas del terror etarra, incluso de las del PSOE y con ello y por enésima vez expulsa el “alma socialista” del cuerpo electoral.

Hicieron lo mismo con el estatuto catalán rompiendo “la solidaridad” –o el internacionalismo de la izquierda- entre todas las regiones y los pueblos de España, tras intentar dinamitar a “la nación española”, lo que fue impedido por el Tribunal Constitucional. Y ¿qué mayor agresión al “alma socialista” se puede perpetrar que los errores de Zapatero, su Gobierno y el PSOE ante la crisis económica? Con sus recortes sociales y adoración del becerro de los mercados en la anti democrática reforma constitucional para el equilibrio de los Presupuestos del Estado, que niega “a priori” el uso del déficit estatal para paliar los desequilibrios sociales y el gigantesco desempleo.

¿Acaso tienen algo que ver con “el alma socialista” los misiles que Obama va a desplegar en Rota por la sola decisión de Zapatero, aplaudida por el PSOE y Rubalcaba? O ¿con la mentirosa guerra de Afganistán? Falso pacifismo con ETA y belicismo con todo lo demás. Y ¿dónde se aparcó “el alma socialista” en la pomposa y desmesurada visita del Papa Benedicto XVI a Madrid, un regalo de Zapatero, su Gobierno y el PSOE, en contra el laicismo y el Estado aconfesional? Y ¿qué queda del “alma socialista” cuando se niega la libertad en Cataluña y el Derecho Humano y constitucional a estudiar en castellano?

En los días que quedan para la campaña electoral lo de Rubalcaba puede ir todavía a peor, porque ni el fin de ETA ni el previsto y trucado debate con Rajoy en televisión van a permitir al candidato socialista y a sus mentores, González y Zapatero, rehacer la situación. El cuerpo electoral del PSOE está exhausto y su “alma socialista” hace tiempo que voló.