Aparece la OTAN en plena confusión

La coalición aliada que dirige el ataque a Libia parece que va encontrando poco a poco un punto de cohesión y todo apunta a que la OTAN, finalmente, asumirá el mando de las operaciones militares sobre Libia que hasta ahora tenía Estados Unidos a través del Africom, su mando militar para el norte de África. La integración de Turquía en el seno del mando naval aliado para el bloqueo marítimo de Libia, con un despliegue de cuatro buques turcos, facilitó el acuerdo entre los aliados atlánticos, mientras continúan los ataques aéreos a las posiciones ofensivas del coronel Gadafi.

Donde se mantiene el desconcierto entre los aliados es en el ámbito de los objetivos políticos a conseguir, es decir si pretenden o no derrocar, o incluso matar, a Gadafi, o si por el contrario se conformarían con un alto el fuego y la casi partición del país. Pero si esto es aún confuso e incierto lo es todavía mayor el misterio del liderazgo de los rebeldes, porque su famoso Consejo Nacional está sumido en luchas internas de poder, es incapaz de nombrar Gobierno y entre sus líderes se encuentran ex ministros de Gadafi, como los que fueron recibidos y reconocidos por Sarkozi de manera un tanto prematura.

oLo que no pueden hacer los aliados es pedir como hicieron las dimisiones de Mubarak y Ben Alí en Egipto y Tunez, y no exigir o forzar la salida de Gadafi de Libia. Ahí está la nueva crisis de Siria donde miles de manifestantes fueron represaliados a tiros por la policía del presidente El Assad, causando mas de cien muertos según algunos informantes, lo que ha provocado la petición de su dimisión por parte de los Estados Unidos e Israel.

¿Qué harán los aliados si continúan las matanzas en Siria, o Yemen, o si la violencia crece en Barhein? El caso de Libia se ha convertido en “ensayo general” de una política confusa que por un lado deja en evidencia la relación de las naciones democráticas de Occidente con los dictadores “buenos” y los “malos”, y por otra parte pone a prueba la respuesta militar en marcha en Libia, sin saber como va a desarrollarse la guerra solo desde el aire y sin enfrentarse a las fuerzas blindadas y terrestres de Gadafi que están en el seno de las ciudades, ni quienes son los líderes rebeldes, ni cual será el futuro del coronel libio.

Y en medio de esta confusión la no menos confusa postura española aumentada el pasado miércoles por la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, que declaró que lo de Libia “no es exactamente una guerra”. ¿No? O sea el lanzar mas de 130 misiles cruceros, o 200 ataques aéreos, con cerco naval y del espacio aéreo le parece a la ministra española una cosa humanitaria, de la Cruz Roja internacional o algo así. Si sabemos que los cazas españoles no han entrado en combate –ayer si lo hicieron los franceses- y se limitan a misiones de vigilancia del espacio aéreo. Ahora bien no es de recibo que una ministra como Jiménez mienta con ese descaro ante hechos tan flagrantes y con el solo objetivo de evitar que se hable de “la guerra de Zapatero”, lo que es una implacable realidad. Lo de Libia es guerra, España ya está implicada directamente en la guerra –pronto lo hara a través de la OTAN-, y esa es responsabilidad del gobierno de Zapatero para bien o para mal.

3 comentarios
  1. Gozaimasu says:

    No sé por qué la llama “ultra” igual que hace el nacionalsocialismo catalán . Aguirre es odiada por el Psoe por que el nacionalismo ( PSC) no la soport y a hundirla llamándola “ultra” se han dedicado las principales cabeceras de los PSOEnazionalistas: ( el País , La vanguardia , el periódico)
    En cualquier caso, el PP esta muero. Haría bien en dejarse de bobadas y abandonar esas siglas ya gastadas y hundidas ( igual que el PSOE)

  2. Lucyinthe Sky says:

    ABC, El Inmundo y El País son iguales – defienden el TTIP y la Europa de los Mercados. Que apoyen/encubran la corrupción de Paco en lugar de la de Manolo da igual.
    Esperanza Aguirre – ese Loro UltraNacional – sirve de mucho a Podemos ya que resta votos al PP. Ella tiene su público al igual que lo tiene Sarah Palin en los USA.

Los comentarios están desactivados.