Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

El CIS apoya la marcha de Zapatero

La encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizada el pasado mes de enero anuncia que el PP aventaja electoralmente al PSOE en 10 puntos, con una subida del PP de 1,9 y un descenso del PSOE de 0,3 en relación con el anterior sondeo (de octubre de 2010). Y subraya que casi el 60 por 100 de los españoles cree que el Gobierno lo está haciendo mal o muy mal, y que el 80,7 por 100 tiene poca o ninguna confianza en Zapatero.

Sobre este último punto el sondeo del CIS asegura que el 78,8 por 100 de los encuestados tampoco tienen confianza en Rajoy, aunque la gran mayoría –el 70 por 100, cree que el PP ganará las elecciones y que el líder popular lo haría mejor que Zapatero porque tiene mas capacidad de gestión y entiende mejor los problemas de España. Por otra parte la valoración de ambos líderes sigue por los suelos, 3,30 para Zapatero y 3,25 para Rajoy. A lo que hay que añadir que para el CIS el gran problema de España es el paro, seguido de la situación económica y de la clase política.

La encuesta refleja, pues, con bastante claridad lo que hoy piensan la mayoría de los españoles y aunque puede que la distancia del PP sobre el PSOE sea mayor de los citados 10 puntos –como lo aseguran otras encuestas-, también es verdad que el sondeo fue realizado antes del pacto social del Gobierno con los sindicatos y de los últimos gestos de ETA y Batasuna. Pero ello no impide afirmar que al día de hoy el PP es el virtual vencedor de unas elecciones y que el paro y la crisis económica son los principales motivos de la esperada derrota del PSOE, en compañía del gran descrédito y perdida de confianza de los españoles en el presidente Zapatero, al tiempo que señala que Rubalcaba es el único ministro del Gobierno que aprueba (con 5,32), lo que viene a confirmar el empeño de muchos dirigentes socialistas a favor de que Zapatero anuncie su retirada del liderazgo del PSOE –y del Gobierno-, en favor del todo poderoso Rubalcaba, como lo apremiaba Felipe González hace un par de días afirmando que a Zapatero “cada vez le queda menos tiempo para decir que no se presentará”. Y, a la vez, advirtiendo a Zapatero de que él puede decir como y cuando anuncia su retirada pero que es el PSOE a quien le corresponde elegir a su candidato para 2012.

La encuesta del CIS constituye un varapalo a Zapatero y al PSOE y le ha de servir de palanca a quienes consideran en este partido que Zapatero se debe de marchar y deberá de anunciarlo lo antes posible. Pero el presidente todavía está empeñado en refrendar en el Parlamento el pacto social y querrá ver como se desarrolla la reforma de las Cajas de Ahorro, y que hace o dice ETA ante el tibio “rechazo” de la violencia hecho público por Batasuna, a ver si entre una y cosa y la otra consigue un remanso de estabilidad que le permita una salida del poder, sino airosa, por lo menos tranquila y con la imagen de haber pilotado las reformas del ajuste social del déficit y de haber encauzado la recta final de ETA, una cuestión que está por ver y que todavía puede tener un largo recorrido.

En Moncloa y en el entorno de Zapatero se empeñarán en ver la encuesta como mejorable por los ultimas decisiones y acontecimientos de las pasadas semanas, pero el dictado del CIS –que cae como una losa sobre el total de la clase política española- , puede desempeñar un papel de cara al posible anuncio de retirada de Zapatero al que se resiste el presidente, y que le exigen sus compañeros para que no les conduzca a una derrota sin paliativos en el mes de mayo, y luego en las generales de 2012. ¿Qué pasará? Puede que en el mes de marzo la gran incógnita se despeje, si para entonces el presidente ha decidido dar paso a Rubalcaba para que el vicepresidente lidere desde el relevo antes del mes de mayo como lo desean los barones regionales que culpan a Zapatero de su desastrosa situación electoral.

Sobre el autor de esta publicación