La perspectiva de género en las ciencias exactas

atención LGTBI

Comunidad de MadridLGTBI

Allá por 1961, cuando la perspectiva de género no era todavía en España un principio fundamental de obligado acatamiento en todas las esferas de la vida, leí un drama en cinco actos del escritor suizo, de habla alemana, Max Frisch con el sorprendente título “Don Juan o el amor a la geometría”. No quiero desvelar su argumento, pero sí decir que se trata de una recreación del viejo mito, leyenda o relato biográfico con don Juan y doña Inés como protagonistas principales, amén de una serie de personajes secundarios entre los que destaca la alcahueta Celestina, traída de la tragicomedia de Fernando de Rojas. El título de la obra no era una simple ocurrencia, sino el producto de una reflexión literaria a partir de un buen conocimiento de la materia.

Pero ahora resulta que España derriba de nuevo las columnas de Hércules y su “non plus ultra”. Aquí estamos hablando de la incidencia del género en las matemáticas, algo que desborda, no ya mis menguados saberes sobre la cuestión, sino mis más calenturientas fantasías. Supongo que lo mismo ocurrirá con el resto de las ciencias exactas. Cuesta creerlo pero no es un sueño de verano, sino una realidad impulsada por nuestro peculiar ultrafeminismo, el de los “niñes” por más señas. Sé lo temerario que es afirmar sin reservas, como aquí se hace, que las muy razonables y justas reivindicaciones feministas pueden ser las primeras víctimas de los pintorescos ejercicios circenses de estos alféreces (o alférezas) del más lejos todavía. Tanto como el papel permita, que es mucho. Lo de alférez, de etimología árabe, vale en este caso por el oficial que lleva la bandera.

Busco explicaciones a lo que parece simple estupidez, pero las que encuentro no me satisfacen. Quizá todo sea la preparación del terreno hacia nuevos horizontes. Por ejemplo, que Euclides y Arquímedes no habrían hecho otra cosa que repetir en público lo que sus respectivas esposas les habían dicho en privado. O que hay cuadrados, cuadradas y cuadrades, así como trapecios, trapecias y trapecies. O que el teorema de Pitágoras varía en función del sexo de quien lo aplique. La verdad es que no logro dar con la razón y la utilidad del invento. Conste, sin embargo, que dentro de mis limitadas luces estoy abierto a cualquier explicación mínimamente seria. Para las chirigotas me basto y sobro yo mismo.

Por cierto, la historia de España ya cuenta con una Monja Alférez del siglo XVII, la célebre Catalina de Erauso y Pérez de Galarraga. Nada nuevo bajo el sol. O sea nihil novum sub sole, que queda más bonito y es más pedante.

Sobre el autor de esta publicación

José Luis Manzanares

Nació en 1930. Obtuvo Premio Extraordinario en la Licenciatura de Derecho por la Universidad de Valladolid (1952) y en el Doctorado por la Universidad de Zaragoza (1975).

Ingresó en la Carrera Judicial en 1954 y se jubiló como Magistrado de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo el año 2000. Es también Abogado del Estado (jubilado) y Profesor Titular de Derecho Penal (jubilado). Fue Vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial entre los años 1990 y 1996. Desde 1997 es Consejero Permanente de Estado.

Amplió estudios en la Universidad Libre de Berlín Occidental y en el Instituto Max Planck de Friburgo.

Ha pronunciado numerosas conferencias en España, Colombia, Cuba, Alemania e Italia.

Ha publicado más de un centenar de trabajos jurídicos, amén de nueve libros, entre ellos dos Comentarios a los Códigos Penales españoles de 1973 y 1995, habiendo participado en otros diez de carácter colectivo. También ha traducido algunos textos jurídicos del alemán, entre los que destaca la última edición (la 4ª) del Lehrbuch des Strafrechts (Parte General) del Profesor Jescheck. Ha llevado durante años la Sección jurisprudencial del Anuario de Derecho Penal y Ciencias Penales. La misma labor desarrolló en la Revista “Actualidad Penal”, de la que fue Director durante algunos años, desde su primer número hasta su cierre el año 2003. Es también autor de unos comentarios en 2 Tomos al vigente Código Penal tras su reforma por la Ley Orgánica 5/2010, editados por Comares, Granada. Su último libro, publicado el año 2012 por la editorial La Ley, de Madrid, se ocupa de “La responsabilidad patrimonial por el funcionamiento de la Administración de Justicia”.

Ha colaborado en algunos periódicos nacionales, como ABC, Diario 16, La Razón, El Mundo, El País, La Gaceta de los Negocios, La Clave, Epoca y Expansión, y semanalmente, durante muchos años en Estrella Digital. También en la revista alemana “Juristenzeitung” y otras especializadas de México y Argentina.