Las elecciones bávaras

elecciones Baviera

La República Federal de Alemania está formada por “länder”, literalmente “países”, de los que solo algunos reciben el nombre de “Freistaat” o “Estado Libre”, entre ellos Baviera. La distinción responde fundamentalmente a razones históricas como sucede con nuestras regiones y nacionalidades. Baste decir ahora que el Estado Libre de Baviera es tal vez el Land con mayor personalidad y peso en la Alemania de hoy, cultural, económica y políticamente. Se haya visitado o no el castillo de Neuschwanstein, ahí están los productos de la BMW y, entrando ya en materia, la estrecha relación ente los dos grandes partidos cristianodemócratas de Alemania, la CSU bávara y la CDU del resto de la República. De ahí la importancia de los recientes resultados electorales en esta comunidad autónoma, si se nos permite la expresión.

Pues bien, resulta que la CSU, que había gobernado hasta ahora por mayoría absoluta, pierde 10 puntos y se queda en un 37,3% de los votos. Un batacazo que se repite en el primer partido de la izquierda, los socialistas del SPD, que han de conformarse con el 17%. Los liberales del FDP se quedan en un raspado 5%, y La Izquierda alcanza únicamente el 3,5%.

En la otra cara de la moneda, la de los ganadores, al menos relativamente, se encuentran la subida de Los Verdes hasta el 17,8%, el casi 10,6% de Alternativa para Alemania, tildada de ultraderechista, y el 11,5% de los Electores Libres. Son estos últimos una formación localista y de derechas que algunos observadores sitúan entre la CSU y Alternativa para Alemania.

Los comentaristas alemanes hacen hincapié en que Los Verdes son el único partido que, curiosamente, ha pasado de puntillas sobre la inmigración, un problema que la ciudadanía no coloca, contra lo que pudiera pensarse, entre sus principales preocupaciones.

En cuanto al futuro, se apunta hacia un acuerdo entre la CSU con los Electores Libres o con Los Verdes. Alternativa para Alemania desbordaría los límites de la derecha alemana tras la Segunda Guerra Mundial. Y a partir de ahí se abre el escenario de la repercusión de estas novedades en la Gran Coalición CDU/CSU más SPD.

Sobre el autor de esta publicación