Todos queremos más

Nadie puede impedir que la corrupción haga acto de presencia en nuestras más altas instituciones o en nuestros más prestigiosos cuerpos de funcionarios, pero sí está en nuestras manos la exigencia de responsabilidades penales conforme al principio constitucional de que todos somos iguales ante la ley. Aquí, como en los delitos de pedofilia, lo que […]