El ridículo de Malmö

Bien está que, tan deportistas como somos y tan amigos de los Juegos Olímpicos a cualquier precio, hayamos extendido al concurso de Eurovisión el bonito eslogan de que lo importante no es ganar sino competir, pero parece llegado el momento de repensarnos la participación tras el ridículo de Malmö. Aunque sea cierto que desde el […]