CAÍDAS DEL 0,43% EN FRANKFURT Y DEL 0,1% EN PARÍS

Nuevo mínimo anual del Ibex 35 tras caer el 0,99 % y acercarse a 7.500 puntos

El euro reaccionó con un nuevo mínimo en veinte años al giro a la derecha en Italia al igual que la libra que cae a niveles de 1971

La victoria en Italia de la extrema derecha ha provocado que las bolsas europeas abran a la baja

La victoria en Italia de la extrema derecha ha provocado que las bolsas europeas abran a la baja

El Ibex 35 ha registrado este lunes un nuevo mínimo anual de cierre en 7.508 puntos tras perder el 0,99 %, en un escenario marcado por el temor a una recesión económica y la victoria de la líder del partido ultraderechista Hermanos de Italia (FdI, por sus siglas en italiano), Giorgia Meloni, en las elecciones celebradas en Italia.

Por otro lado, el indicador de confianza empresarial de Alemania (Ifo) ha empeorado más de lo previsto, marcando el tercer peor registro de la historia. "La guerra de Ucrania, la crisis energética y el endurecimiento de la política económica del BCE complican el panorama económico. En este contexto es difícil que Alemania pueda esquivar un escenario de recesión en 2023", señalan los analistas de Bankinter.

En este escenario, el Ibex 35 ha cerrado en los 7.508,5 puntos, en mínimos desde noviembre de 2020, con la mayoría de sus valores en negativo. En el año acumula una caída del 13,83 %.Las mayores caídas las han presentado Colonial (-3,71%), Solaria (-3,09%), Mapfre (-2,72%), Telefónica (-2,62%), Merlin (-2,46%) y Sabadell (-2,42%).

En el terreno positivo solo se han colocado al cierre de la sesión Fluidra (+3,12%), Sacyr (+2,22%), Grifols (+0,65%), Indra (+0,38%), Amadeus (+0,3%), IAG (+0,27%) y Aena (+0,23%).

La Bolsa italiana ha reaccionado al alza ante el resultado electoral, con un ascenso del 0,67% en la sesión. En cuanto al resto de plazas europeas, Londres ha avanzado un 0,03%, París ha cedido un 0,24% y Fráncfort ha perdido un 0,46%.

El precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en 85,39 dólares, con un descenso del 0,86%, mientras que el Texas se colocaba en los 78,21 dólares, tras caer un 0,62%.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba a media sesión en 0,9612 'billetes verdes', mientras que la prima de riesgo española se situaba en 116 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 3,257%.

El euro, nuevo mínimo

El euro reaccionó con un nuevo mínimo en veinte años al giro a la derecha en Italia. Así, el euro se cambiaba en su punto más bajo a 0,9551 dólares, aunque volvió a recuperarse y pasadas las 10.00 de la mañana (08.00 GMT) se cotizaba a 0,9674 dólares.

"La UE y la eurozona se encuentran en una situación difícil: no es sólo que Europa esté sufriendo una verdadera crisis energética, sino que ahora la derecha en Italia registra además una victoria histórica", señaló el economista jefe de VP Bank, Thomas Gitzel, quien agrega que el veredicto de los mercados financieros al respecto es claro.

Por otro lado, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en un precio de 84 dólares, con un descenso del 1%, mientras que el Texas se colocaba en los 78 dólares, tras caer un 0,9%.

La libra, a niveles de 1971 por los recortes fiscales

Mención aparte merece el valor de la libra esterlina, que se ha desplomado este lunes respecto al dólar estadounidense a su nivel más bajo desde 1971 después de que el ministro británico de Economía, Kwasi Kwarteng, insinuara este domingo que no descarta introducir más recortes fiscales además de los anunciados la pasada semana.

La divisa del Reino Unido perdía en la apertura de las bolsas un 2,09 % frente al dólar, hasta 1,0568 dólares, un 1,54 % frente al euro, hasta 1,0971 euros, y un 1,82 % respecto al yen, hasta 152,0895 yenes.

Sin embargo, a primera hora en la apertura de las bolsas asiáticas, la libra esterlina ya había caído frente al dólar casi un 5 %, hasta 1,0327 dólares, antes de recuperar posteriormente algo de valor, suscitando temores entre los analistas de que la divisa británica podría incluso llegar a la paridad con la moneda norteamericana para finales de año.

El pasado viernes la libra esterlina ya se desplomó tras el anuncio del Gobierno de Liz Truss de un masivo programa de recorte de impuestos valorado en 45.000 millones de libras (50.800 millones de euros), el mayor acometido por el Gobierno británico en 50 años.

Entonces, la libra caía a un mínimo no visto desde 1985 tras revelar Kwasi Kwarteng que rebajaría el tramo más elevado del impuesto sobre la renta, del 45 % hasta el 40 %, reducirá un punto el tramo más bajo, y subirá el impuesto de sociedades, entre otras medidas.

Si el ministro no quiso valorar entonces cuál sería la reacción de los mercados a su declaración fiscal, ayer indicó que los recortes "favorecen a los ciudadanos de toda la escala de ingresos" defendiéndose de los que le reprochan que su plan de recortes beneficia principalmente a los ricos e insinuó a la BBC que aún podría haber más medidas de este estilo.