Indra se desploma un 14,7% por los cambios en el consejo de administración, que la CNMV ve "preocupantes"

La compañía, cuyo principal accionista es el Estado a través de la SEPI, se desploma tras el cese de cuatro consejeros independiente

junta de accionistas de Indra

Indrajunta de accionistas de Indra

Las acciones de la empresa de tecnología Indra (BME:IDR) se han desplomado este viernes un 14,76%, después de los cambios en su consejo de administración acordados la víspera en una tensa junta de accionistas. Este jueves, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), principal accionista, SAPA Placencia y Amber Capital dieron un vuelco al consejo tras nombrar a Jokin Aperribay como consejero dominical por el grupo vasco y promover el cese de cuatro consejeros independientes. La situación se produce después de que un sector crítico del órgano cuestionara el elevado peso adquirido por el Gobierno en esta empresa, en un momento en el que está previsto ampliar el gasto en Defensa, campo en el que la empresa es líder.

La junta de accionistas de Indra aprobó el cese de cuatro de los trece consejeros de la tecnológica a propuesta del fondo Amber, controlado por el presidente del Grupo Prisa (BME:PRS), Joseph María Oughourlian. Uno de los cesados, Alberto Terol, denunció y criticó en la junta un pacto entre los accionistas.

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Rodrigo Buenaventura, ha calificado de "llamativo" y "preocupante" la decisión para favorecer así el control de la compañía por parte del holding público.

Así lo ha señalado durante este viernes en el XXXIX Seminario de APIE 'Sostenibilidad y digitalización: las palancas de la recuperación', recordando que las compañías son soberanas para el cese o nombramiento de consejeros y las juntas de accionistas tienen capacidad de decisión sobre estos asuntos, si bien ha recalcado que el principio de soberanía y decisión democrática en la junta no es el único que aplica a las mejores prácticas de gobierno corporativo, sino que hacen falta otra serie de elementos y contrapesos, como la presencia de consejeros independientes, cuya figura es "esencial" en la medida en que velan por el interés social y de los accionistas minoritarios.

"Desde esa perspectiva, la calidad suficiente en el ámbito de la atención de los consejeros independientes de las cotizadas debe ser mimada como elemento esencial de la calidad de buen gobierno", ha apuntado.

"Pone en peligro el buen gobierno"

En este contexto, el presidente de la CNMV ha reconocido que las decisiones de la junta de Indra, que han supuesto la salida de cuatro consejeros independientes es un hecho "llamativo" que ha calificado de "preocupante", en el sentido de que "puede poner en peligro esa calidad de buen gobierno" a la que aspira la CNMV.

Tal y como ha confirmado el supervisor de los mercados, sin referirse específicamente a Indra, la normativa española contempla que si un accionista, de forma individual o concertada, tiene más de un 30% de una compañía cotizada o nombra a más de la mitad de los consejeros, eso se entiende como una toma de control y requiere del lanzamiento de una oferta pública de adquisición de acciones (OPA).

Buenaventura no ha querido pronunciarse sobre si en el caso de Indra existe un concierto de accionistas, dado que el organismo todavía no cuenta con suficiente información. En cualquier caso, ha asegurado que la CNMV se ha puesto en contacto con la compañía y requerirá más información durante la jornada de este viernes.

El presidente de la CNMV ha asegurado que el organismo supervisor analizará cómo evoluciona la situación en los próximos días y cómo Indra recompone el porcentaje de consejeros independientes de su consejo de administración.

Además, ha mostrado su confianza en que la compañía aplicará la recomendación número 24 del Código de Buen Gobierno de la CNMV, que recomienda que, en el caso de ceses sobrevenidos o no previstos de consejeros independientes durante una junta de accionistas, estos consejeros trasladen a las cotizadas su opinión sobre el contexto y los motivos del cese que han experimentado y que las compañías pongan esta información a disposición de los accionistas, a la mayor brevedad posible.

"En la medida en que Indra es una compañía que, según su informe anual de gobierno corporativo, declara cumplir con esa misma recomendación, no tengo ninguna duda de que procederá a poner a disposición de los accionistas cualquier comunicación de los consejeros independientes a la mayor brevedad posible y nosotros, como CNMV, procuraremos que eso suceda si las comunicaciones se producen", ha afirmado Buenaventura.

Sobre el autor de esta publicación