Eurostat

La inflación de la eurozona escala cinco décimas: se dispara en junio al máximo histórico del 8,6% y presiona al BCE

Casi la mitad de los países del euro registró subidas de precios de doble dígito

La inflación de la eurozona se disparó en junio al máximo histórico del 8,6% y presiona al BCE. En la imagen Christine Lagarde

La inflación de la eurozona se disparó en junio al máximo histórico del 8,6% y presiona al BCE

La inflación de la eurozona escaló cinco décimas en junio y se situó en el 8,6 % en tasa anual, según los datos preliminares publicados este viernes por la oficina de estadística comunitaria Eurostat. Se trata de una cifra que supera más de cuatro veces la meta de estabilidad de precios del 2% del Banco Central Europeo (BCE).

Junio se convierte en el mes con una mayor inflación interanual en lo que va de año, después de que el aumento de los precios fuera del 5,1 % en enero, del 5,9 % en febrero, del 7,4 % en marzo y abril y del 8,1 % en mayo.

Sin embargo, la inflación subyacente, que excluye la energía y los alimentos frescos por tener unos precios más volátiles, se situó el mes pasado en un 3,7 %, lo que supone una disminución de una décima respecto al mes de mayo.

La energía repitió en el sexto mes del año como principal factor del incremento de los precios, con una tasa anual de crecimiento del 41,9 % % que representa un aumento de más de dos puntos en comparación con el mes anterior.

Por su parte, el precio de los alimentos procesados, el alcohol y el tabaco aumentó un 8,2 % en junio (frente al 7 % de mayo), mientras que el de los alimentos no procesados se incrementó en más de dos puntos, desde el 9 % de mayo al 11,1 % en el pasado mes.

Por otro lado, el precio de los bienes industriales no energéticos aumentó una décima en junio, hasta el 4,3 %, mientras que el incremento del precio de los servicios fue el mes pasado una décima menor que el anterior (3,4 % frente al 3,5 % de mayo).

Por países

Los tres países del Báltico fueron de nuevo los socios de la moneda común con mayores tasas de inflación en junio, con Estonia a la cabeza (22 %), seguido de Lituania (20,5 %) y Letonia (19 %).

El grupo de países con una inflación de dos dígitos se completa con Eslovaquia (12,5 %), Grecia (12%), Eslovenia (10,8 %), Bélgica (10,5 %), Luxemburgo (10,3 %) y España (10 %).

Fuera de este grupo, pero con una inflación superior a la media, se sitúan Países Bajos (9,9 %), Irlanda (9,6 %), Chipre (9,1 %), Portugal (9 %), y Austria (8,7 %).

Por último, por debajo del promedio de la zona euro se situaron Italia (8,5 %), Alemania (8,2 %), Finlandia (8,1 %), Francia (6,5 %) y Malta (6,1 %).

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) anunció el pasado 9 de junio que subirá los tipos de interés en 25 puntos básicos en julio, la primera subida desde 2011, además de adelantar su intención de volver a elevar la tasa en septiembre, con una intensidad que incluso podría ser mayor si las perspectivas de inflación siguen por encima del objetivo del 2% de la institución.

Esta semana, la propia directora del BCE, Christine Lagarde, aseguraba que el BCE iría "tan lejos como sea necesario" para devolver la inflación al 2%.

Sobre el autor de esta publicación