Empresas

Iberdrola construirá su primera planta fotovoltaica en Francia para suministrar energía 'verde' a Solvay

Sánchez Galán destaca que la creación de alianzas intersectoriales para llevar a cabo nuevos proyectos de energía limpia "sigue siendo un pilar importante de la estrategia global" de la compañía

Planta fotovoltaica de Iberdrola en Cuenca

EUROPA PRESSPlanta fotovoltaica de Iberdrola en Cuenca

Iberdrola construirá su primera planta fotovoltaica en Francia, que contará con una capacidad instalada de 65 megavatios (MW), para suministrar energía 'verde' a dos plantas de la química belga Solvay, informó la compañía.

En concreto, esta nueva planta abastecerá a dos plantas de Solvay en las localidades galas de Tavaux y Saint Fons y contribuirá a acelerar la descarbonización del grupo químico.

Según el acuerdo, se utilizará un terreno de 172 hectáreas de superficie para construir una central fotovoltaica, parte de cuya producción será adquirida por Solvay para estas plantas industriales, mediante un acuerdo corporativo de compra de energía a 20 años.

La instalación solar, que será construida y operada por Iberdrola Renouvelables France, ocupará 77 hectáreas y contará con unos 100.000 módulos fotovoltaicos. El resto de la superficie disponible se dedicará a medidas de preservación para garantizar la plena integración del proyecto en su entorno.

La planta, que está previsto que entre en funcionamiento a finales de 2025, producirá casi 75 gigavatios hora (GWh) al año, lo que convierte a esta instalación en una de las mayores de Europa. El 60% de la electricidad verde producida se destinará a los centros industriales de Solvay.

El presidente y consejero delegado de la energética, Ignacio Sánchez Galán, destacó que la creación de alianzas intersectoriales para llevar a cabo nuevos proyectos de energía limpia "sigue siendo un pilar importante de la estrategia global de Iberdrola, basada en la electrificación a través de las renovables, las redes y el almacenamiento".

"Las empresas están asumiendo un papel de liderazgo en la transición energética y este nuevo e importante proyecto solar aportará importantes beneficios medioambientales y económicos. Estamos deseando trabajar con Solvay y confiamos en que nuestra relación continúe creciendo en los próximos años", añadió.

Iberdrola se ofrece como socio estratégico a las corporaciones y empresas a través de soluciones de energía limpia a medida que les permitan cumplir sus objetivos climáticos y asegurar su suministro energético.

Por su parte, la consejera delegada de Solvay, Ilham Kadri, se mostró "encantada" de esta alianza con Iberdrola, que permitirá al grupo "reducir significativamente la huella energética de sus negocios de Polímeros Especiales y Aroma en Francia".

Los terrenos que Solvay ha destinado a este proyecto incluyen dos balsas de decantación rehabilitadas de su antigua planta de cenizas de sosa situadas en los municipios de Herbitzheim-Willerwald-Sarralbe, en los departamentos de Bas-Rhin y Moselle, en la región francesa de Grand Est. El hecho de que este plan dé una segunda vida industrial a terrenos baldíos para la generación de energía renovable es también importante, ya que acelera la transformación ecológica de la economía.