CRISIS ENERGÉTICA

Gazprom anuncia que reanuda el suministro de gas a Italia

Bruselas asegura que está "preparada" para proponer un tope al precio del gas

Gazprom anuncia que reanuda el suministro de gas a Italia

EUROPA PRESSGazprom anuncia que reanuda el suministro de gas a Italia

El gigante gasístico Gazprom ha restaurado el suministro de gas a Italia a través de territorio austríaco tras varios días de suspensión debido a los cambios regulatorios ocurridos recientemente en Austria, según la versión del consorcio estatal ruso. "Se reanuda el transporte de gas ruso a través del territorio de Austria", señaló Gazprom en un breve comentario publicado en su cuenta oficial de Telegram.

La compañía indicó que logró encontrar, junto con los compradores italianos de su gas, "una solución sobre el formato de interacción en el contexto de los cambios regulatorios que tuvieron lugar en Austria a fines de septiembre".

Explicó que el operador austriaco anunció su disposición a confirmar las nominaciones de transporte de gas de la empresa Gazprom Export, lo que permite reanudar el suministro de gas ruso a través de Austria.

La compañía energética italiana Eni confirmó el pasado sábado que no recibió gas ruso después de que Gazprom anunciara la imposibilidad de transportar el hidrocarburo a través de Austria.

El consorcio gasístico ruso enseguida culpó a Viena de la suspensión de los suministros al alegar que el operador austríaco se negaba a confirmar las nominaciones debido a cambios de regulación ocurridos recientemente en el país centroeuropeo.

Italia recibe el gas ruso de Siberia a través del gasoducto que atraviesa Ucrania y que es conectado con el "Trans Austria Gas", controlado por la empresa Snam, que lo introduce en el país por la localidad alpina de Tarvisio (norte).

El consejero delegado de Eni, Claudio Descalzi, confió el lunes en que el problema se resolverá esta misma semana.

El bloqueo del gas ruso "no se debe en absoluto a motivos geopolíticos", sino al hecho de que Gazprom "debería haber pagado una garantía monetaria que antes no existía para el paso del gas al transportador austríaco que lo introduce en Italia", explicó durante la entrega de unos premios otorgados por Eni.

Hasta la invasión rusa de Ucrania, el pasado 24 de febrero, Italia dependía enormemente de las importaciones energéticas, hasta el punto de que compraba el 90 % del gas que consumía y un 40 % procedía de territorio ruso (actualmente representa menos del 10 %).

No obstante, desde el inicio de la guerra, Roma inició un plan de diversificación que ha hecho que Argelia, país norteafricano al que está unido con otro gasoducto, haya sustituido a Rusia como primer suministrador de gas.

Bruselas, preparada para el tope del gas

Por otra parte, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, anunció este miércoles que Bruselas está "preparada para debatir" sobre un tope al precio del gas que se usa para generar electricidad, con vistas a reducir el efecto en la escalada de precios en toda Europa.

"Tenemos que limitar este impacto inflacionario del gas en toda Europa. Por eso, estamos preparados para debatir un tope al precio del gas que se usa para generar electricidad. Este tope sería un primer paso en el camino hacia una reforma estructural del mercado de la electricidad", dijo Von der Leyen ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo.

El anuncio de Von der Leyen llega después de que una mayoría de países de la Unión Europea, con Italia, Francia, España y Bélgica a la cabeza, redoblaran el pasado viernes la presión sobre la Comisión Europea para intervenir el mercado del gas pese a la oposición de Alemania.

La presidenta de la Comisión Europea subrayó que este límite al precio del gas "debe diseñarse correctamente para asegurar la seguridad del suministro" y que se trata de una medida temporal para responder al hecho de que el índice TTF Dutch de Ámsterdam de referencia en Europa ya no representa correctamente el mercado europeo, con más presencia de gas natural licuado (GLN).

Von der Leyen recordó que Bruselas ya había ofrecido esta opción en marzo para "mandar la señal de que la UE no pagará cualquier precio por el gas", y apuntó a que ya entonces se evaluó que tendría "un impacto inmediato en los niveles de precios" y, en paralelo, "desventajas" en términos de seguridad del suministro.

"La situación ha evolucionado de manera crítica. Hoy, en comparación con marzo, más Estados miembros están abiertos a esto y estamos mejor preparados", aseguró la alemana, que avanzó que también se trabajará junto a los Estados miembros para reducir la volatilidad y el impacto de la manipulación rusa de precios.