España y Portugal pactan con Bruselas un precio máximo del gas para rebajar la factura de la luz

La CE aprueba limitar el precio del gas a 50 euros el megavatio hora durante los próximos 12 meses, por encima de los 30 que proponían Madrid y Lisboa

España y Portugal anuncian un acuerdo con la Comisión Europea para limitar el precio del gas

Europa PressEconomía.- España y Portugal anuncian un "acuerdo político" con Bruselas para poner tope al precio del gas

España y Portugal anuncian un acuerdo con la Comisión Europea para limitar el precio del gas

España y Portugal anunciaron este martes que han llegado a un "acuerdo político" con la Comisión Europea (CE) para limitar a unos 50 euros el precio del gas en el mercado mayorista de la electricidad, frente a los 90 euros actuales, que los consumidores notarán en la factura desde este mes de mayo.

"Tenemos un acuerdo político con la Comisión Europea tras semanas muy intensa de trabajo técnico difícil", declaró el titular portugués de Acción Climática, Duarte Cordeiro, en una comparecencia conjunta con la vicepresidenta española y ministra para la Transición Energética, Teresa Ribera.

El acuerdo, que aún debe hacerse oficial, tendrá una duración de doce meses y empezará con un precio medio del gas de 40 horas -frente a los 90 actuales- para estabilizarse en unos 50 euros de media en todo el periodo.

"Es un buen acuerdo que efectivamente nos protege de las turbulencias que estamos viviendo, del aumento del precio del gas, en los próximos meses", dijo Ribera.

La vicepresidenta española agregó que "las líneas maestras del acuerdo están resueltas" y avanzó que espera que "antes del fin de semana" se pueda trasladar la notificación "formal" a la Comisión para "ser presentado al Consejo de Ministros, en el caso de España, la próxima semana con aplicación inmediata, más allá de los ajustes técnicos de mercado".

"Creo que es importante contar con un instrumento que nos reduce la exposición a las turbulencias y volatilidad del mercado. Nos permite el fortalecer la protección de todos los consumidores favoreciendo que todos puedan verse beneficiados por este instrumento", añadió Ribera.

España y Portugal anunciaron el acuerdo tras mantener una reunión en Bruselas con la vicepresidenta de la Comisión Europea responsable del área de Competencia, Margethe Vestager, después de que el Consejo Europeo aprobara en marzo una "excepción ibérica" para que esos dos países pudieran impedir el contagio de la carestía del gas a la factura eléctrica.

España y Portugal lograron la aprobación de los Veintisiete a esa disrrupción temporal del mercado único de la energía debido a que ambos tienen un elevado nivel de generación renovable y un nivel "bajísimo" de interconexiones con el resto de la Unión Europea.

La interconexión con Francia

Uno de los temas sensibles, ha reconocido Ribera, era cómo podía impactar este instrumento en la exportación de electricidad a Francia, ya que "un incremento de la demanda puede suponer un incremento del consumo de gas natural en la península Ibérica".

Ante lo cual, la Comisión Europea ha trasladado "la petición de ser flexibles" para no introducir limitaciones adicionales en frontera, pero "obviamente el consumidor francés tendrá que pagar lo mismo que el consumidor ibérico en este ajuste", ha apuntado la titular de Transición Ecológica, sin aclarar cómo se garantizará.

La vicepresidenta ha apuntado que Bruselas se ha comprometido a "ser un actor mucho más activo" para vigilar el cumplimiento del objetivo de interconexión con Francia fijado para el 10% en 2020 y el 15% en el año 2030, y que se sitúa actualmente en el 2,8%.

"Ahora que Francia también siente la necesidad de contar con mayor interconexión en una circunstancia compleja para en consumidor francés, como la que se deriva de tener el 50% del parque nuclear parado, es el momento de acelerar las interconexiones con respecto a la península Ibérica", ha subrayado la ministra de Transición Ecológica.

Propuesta inicial de 30 euros/MWh

La propuesta presentada por España y Portugal en un principio suponía limitar a 30 euros/MWh el precio máximo del gas natural para la generación de electricidad --los ciclos combinados y las de cogeneración--, con el objetivo de abaratar así la factura de la luz.

Ese tope a los 30 euros/MWh en el precio del gas para la generación de electricidad permitiría rebajar el precio medio del mercado mayorista de electricidad -el denominado 'pool' y que impacta en los contratos regulados (PVPC)- a la mitad de lo que actualmente se está registrando.

"Es obvio que nuestro punto de partida eran 30 euros, pero es obvio también que es un proceso complejo y que la Comisión y distintos actores han estado valorando alternativas", ha declarado Ribera a este respecto.

No obstante, la propuesta, desde que fue remitida a Bruselas, ha contado con un fuerte rechazo por parte del sector eléctrico. De hecho, los operadores de los mercados eléctricos de España y Portugal advirtieron de los "importantes y relevantes impactos" que esta excepción ibérica' puede ocasionar en los mercados a plazos de derivados ya contratados.

 

Sobre el autor de esta publicación