Medio Ambiente autoriza nuevos sondeos en Tarragona y Vizcaya

3840826_3a59e86610_b

Mientras la tensión entre Madrid y Canarias no cesa debido a la autorización de las prospecciones petrolíferas en el archipiélago, el ministerio de Medio Ambiente acaba de dar luz verde a nuevos sondeos en las aguas del Mediterráneo y el Cantábrico, frente a las costas de Tarragona y Vizcaya respectivamente, ambos solicitados por Repsol. Sin embargo, en esta ocasión si que ha rechazado un proyecto de exploración de la petrolera, el que quería llevar a cabo en las aguas de Málaga y Granada.

Repsol ya extrae petróleo frente a Tarragona desde la plataforma Casablanca, la única que hay en España. Ahora, quiere utilizar ondas sísmicas para buscar reservas de hidrocarburos en los alrededores de esta plataforma que empezó a funcionar en los 80 y que ha provocado algún derrame. El proyecto, bautizado como "Adquisición sísmica del área de Casablanca" se desarrollaría a tan solo 17 kilómetros del Delta del Ebro, unos 27 al sur del puerto de la ciudad de Tarragona.

Para poder seguir adelante, la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) señala que Repsol debe cumplir con una serie de condiciones, como mantener en todo momento una distancia mínima de 20 kilómetros con la parte marina del LIC (lugar de importancia comunitaria) del Delta del Ebro. Además, para proteger a las especies más sensibles de la LIC, los sondeos estarán restringidos y solo se podrán hacer en determinados meses del año. Valencia y Catalunya ya han mostrado su malestar por la autorización en una zona cercana a la que sufrió los efectos del proyecto Castor.

En cuanto a los proyectos en Vizcaya, Repsol sometió a información pública en 2010, con Zapatero en el Gobierno, sus sondeos exploratorios Fulmar-1 y Pelícano-1 en el mar Cantábrico, que ahora han recibido una DIA favorable. Eso si, Medio Ambiente añade "estrictas condiciones de obligado cumplimiento" que permitan proteger los cetáceos y evitar que la calidad de las aguas se resienta de su actividad.

Desde una plataforma, la petrolera española buscará yacimientos de gas. Utilizará un tubo de acero que llegará a una profundidad máxima de 4.000 metros para ello, y se han señalado dos puntos de perforación; uno a 16 kilómetros de la costa de Elantxobe y otro 22 al norte de Bermeo. Según Medio Ambiente "se garantiza la máxima protección ambiental", y añade que aún falta el visto bueno de Industria. Eso si, en caso de querer acometer actuaciones adicionales o explotar los yacimientos que encuentre, Repsol deberá solicitar un nueva DIA.

Vía: El País

Foto: Jacob García