LugEnergy, las 'startups' pueden con todo

lugenergy

lugenergy

Que el futuro de la automoción pasa por las soluciones eléctricas y las fuentes de energía alternativas a los combustibles fósiles es algo que pocos dudan a estas alturas. Que allá donde haya una buena oportunidad de negocio habrá un emprendedor (o varios) con una idea innovadora, tampoco. La combinación de ambas tendencias tiene como resultado LugEnergy, un proyecto que busca facilitar las tareas de recarga de los coches eléctricos, un aspecto que en opinión de muchos sigue siendo el gran punto débil de esta limpia tecnología.

Lo que hace LugEnergy es ofrecer un servicio muy competitivo como alternativa a las grandes estaciones de recarga. Es sabido que las principales marcas del sector están trabajando en aumentar el número de puntos en los que es posible recargar las baterías de los coches eléctricos e híbridos. Firmas como Tesla han anunciado que duplicarán su red mundial de cargadores en los próximos años, si bien España sigue sin ser un mercado prioritario para ellas por el menor peso de estas líneas de vehículos en el conjunto del sector.

La 'startup', impulsada por los emprendedores españoles Luis Cejalbo y Víctor Sanchis, diseña y distribuye cargadores para su instalación en cualquier espacio, tanto público como privado. No solo aseguran un abaratamiento de los costes respecto a las estaciones de carga oficiales sino que también han conseguido que la recarga sea mucho más rápida. A modo de ejemplo, desde la empresa aseguran que basta media hora para recargar el 70% de una batería de coche estándar con sus cargadores más potentes. Lógicamente, hay opciones para todas las necesidades de consumo.

Precisamente, estos cargadores de gran potencia están especialmente orientados a los espacios con mayor tránsito de coches, como los aparcamientos de los hoteles o de cualquier otro recinto concurrido. Las alternativas domésticas, más económicas, se ajustan a las características de los hogares, tomando en consideración la potencia de luz contratada. Ambas líneas comerciales han sido muy bien recibidas por el mercado, con una facturación de 400.000 euros en 2015 y que podría ser duplicada en 2016.

Vía: Loogic.