Los paneles solares también refrescan

solar edificio

Hay muchas formas de mejorar la eficiencia energética de los edificios y mejorar el confort en nuestras casas. Por ejemplo, si plantamos árboles de hoja caduca en invierno, cuando han perdido su follaje, permitirán pasar los rayos de sol que nos ayudarán a calentarnos; mientras que en verano aportan sombra a las fachadas, lo que ayuda a refrescar el ambiente. También existen pinturas, membranas o materiales reflectantes que nos ayudan a refrescar las fachadas y cubiertas de los edificios y protegerlas del calentamiento del sol.

A todas estas técnicas se añade una nueva, el uso de paneles solares, que además de proporcionarnos una energía limpia nos ayudarán a mantener más fresco el ambiente en nuestro hogar. A esta conclusión han llegado los investigadores de la Universidad de San Diego, en los Estados Unidos, que han estudiado los efectos que tiene la instalación de paneles solares en el tejado de los edificios en la temperatura de su interior.

Para realizar este análisis, los investigadores de la universidad estadounidense han utilizado fotografías térmicas, con las que han podido demostrar que, a lo largo del día, los paneles solares hacen que la temperatura del tejado se reduzca hasta en 5ºC. Este descenso de la temperatura del tejado también se nota en el interior de los edificios, donde la refrigeración provocada por los paneles solares permite un ahorro del 5% en aire acondicionado. Este 5% de ahorro en refrigeración se podría transformar en un aumento equivalente de la potencia solar instalada.

La razón del aislamiento de los rayos del sol es simple. En lugar de caer directamente sobre el tejado de los edificios, lo hacen en los paneles solares, que actúan de escudo reflectante evitando un calentamiento excesivo de los tejados. Las corrientes de aire sirven para disolver el calor acumulado, por lo que si entre panel y panel hay bastante espacio para que pueda circular el aire el efecto refrigerante será mayor. Los científicos de la Universidad de San Diego dicen que los paneles llegaron a reducir la temperatura del área sombreada en un 38%.

Junto a los paneles, se pueden utilizar las pinturas, membranas o materiales reflectantes para aumentar la refrigeración de los edificios. Se trata de técnicas perfectamente compatibles que nos ayudarán, por una parte, a mejorar nuestra comodidad en casa y por la otra nos permitirán reducir el uso de aparatos como el aire acondicionado, con las consecuencias positivas que eso tiene para el medio ambiente y para nuestro bolsillo.

Fuente: Ison 21

Foto: xornalcerto