Los dispositivos móviles y la adicción al trabajo

workaholic

workaholicLas nuevas tecnologías ayudan a propiciar la adicción al trabajo

Un 10% de la población activa no desea las vacaciones. Eso es porque se considera incapaz de desconectar, y se sienten fuera de lugar porque necesitan seguir trabajando. Por esa razón, buscan mantenerse conectados. Una de las características de estos adictos al trabajo es que "sufren una 'disonancia cognitiva' [cuando se mantienen dos pensamientos que están en conflicto] provocada por el estrés de no estar trabajando y ser conscientes de la necesidad de desconectar y descansar", resalta Javier Brotons, psicólogo terapeuta especializado en este tipo de patologías y profesor de la Universidad Jaume I de Castellón. No pueden realizar otras actividades, ya que ven el trabajo como la única forma de valorarse a sí mismos.

workaholic

Las nuevas tecnologías ayudan a propiciar la adicción al trabajo

Esta patología está fomentada por los valores socioculturales de la sociedad, y que el avance de las nuevas tecnologías facilita el desarrollo de la adicción, ya que el adicto sigue conectado a través del ordenador, el teléfono móvil o la tableta. Es importante poder identificar la adicción, y no confundirla con una dedicación sana y productiva hacia el trabajo. Un punto importante para reconocerlo, es ver que el adicto necesita constantemente tener acceso de las nuevas tecnologías, mientras que el resto de la gente se planifica para acceder a ellas en un momento puntual y luego desconectar. 

Si nos centramos únicamente en las nuevas tecnologías, es curioso comprobar que los workaholics no aseguran sus dispositivos móviles, y además, los siguen utilizando en vacaciones para saber qué pasa en la oficina. Según un estudio realizado por Origin Storage, el 26% de los participantes aseguró que la información de su portátil está cifrada, mientras que el 51% dice que no tiene contraseña de seguridad. El riesgo de que una persona pierda o le sea robado su dispositivo móvil siempre existe, y ese riesgo aumenta con los adictos al trabajo, ya que en esos dispositivos tendrán mucha más información que otros trabajadores. 

Por otra parte, el 73% de los trabajadores realiza llamadas, envía mensajes o correos electrónicos -el 54% una vez al día, el 32% más de una- a sus lugares de trabajo durante sus vacaciones, además de que el 62% espera que sus empleadores estén en contacto; solo el 23% aseguró que no tendrá ningún contacto con sus actividades laborales durante sus vacaciones. Además, entre los encuestados, el 44% dice que estar conectados les da seguridad en su trabajo, por lo que el 41% se llevará su dispositivo móvil durante las vacaciones. 

"Parece que hemos cambiado a una nación de adictos al trabajo. Sólo el 23% (un aumento de la encuesta realizada 8 meses atrás de 35%) de los encuestados no tienen ningún contacto con el trabajo durante sus vacaciones, lo que les sitúa firmemente en la minoría. Aunque superficialmente esto puede parecer una buena tendencia, especialmente para las organizaciones golpeadas económicamente, es de pensarse, pues el balance entre las consecuencias de estos trabajadores y los secretos de la compañía se han ido sin permiso podría resultar desventajoso. La realidad es que cuando se accede a la información corporativa desde un dispositivo móvil, ya sea personal o de propiedad de la empresa, y fuera de lugar existen consecuencias" concluye Andy Cordial, director general de Origin Storage.

 

 

Fuente: Netmedia, El Mundo, El Economista

Foto: MJ/TR (´・ω・)