Las familias también ven abrirse el grifo del crédito

familias

familias

familias

La recuperación de la economía española se está caracterizando, al menos en sus primeras fases, por una mejoría sectorial bastante selectiva o restrictiva. Dicho de otro modo, todavía son una considerable mayoría quienes no han visto recuperarse su situación financiera o, al menos, no lo está haciendo de manera sensible. El discurso oficial es que ya se ha hecho todo lo posible para revertir la situación y que solo es cuestión de tiempo que la recuperación alcance a todos, incluidas las familias y su marginación crediticia.

En 2014 se vivió una significativa mejoría del crédito bancario a pymes y empresas en general. Una apertura parcial del grifo que permitió dar oxígeno a muchos negocios y que se presentó con unas condiciones de devolución bastante asequibles, empujando a la baja los tipos de interés (lo que afecto, en este caso muy negativamente, a la rentabilidad de los productos de ahorro). Ahora, parece que la banca comienza a extender su actividad financiadora a las familias, lo que significa que se está volviendo a fomentar el consumo interno.

Si analizamos la evolución del mercado del crédito durante los últimos cinco años, observamos cómo en 2010 se concedieron casi 70.000 millones de euros en nuevos préstamos hipotecarios (para viviendas) que se redujeron abruptamente en los años siguientes hasta quedarse en poco más de 21.000 millones de euros en 2013. En 2014 ya se vivió una recuperación hasta situarse en casi 27.000 millones de euros y en abril de 2015 consolida esta tendencia al mejorar algo más de un 13% en términos interanuales.

Con todo, el crédito en su conjunto todavía no ha completado su viraje alcista si como tal entendemos un crecimiento sostenido respecto a los mínimos de 2014. Sí que hay una estabilización con proyección alcista que debe corroborarse en los próximos meses. Como dato negativo de esta mejoría en el acceso al crédito, hipotecario y de bienes de consumo, conviene apuntar que la deuda de las familias ha crecido sensiblemente durante el mes de abril (661 millones de euros más que en marzo).

Vía: El País.