Europa investigará el Plan Depura madrileño

7916429128_0c77092ae8_b

Diversas asociaciones ecologistas han tenido bajo el punto de mira el proyecto Madrid Depura por la comisión de supuestas irregularidades respecto a las leyes medioambientales europeas, y finalmente Europa investigará el Plan Depura. Por ahora, la Comisión Europea ha pedido a España nuevos informes sobre este plan, unos documentos que deberán aportar la Comunidad de Madrid -impulsora del proyecto- y el Canal de Isabel II, ya que Europa considera insuficiente la información aportada hasta ahora al respecto.

La investigación sobre el Plan Depura se abre tras la denuncia que EQUO presentó el año pasado ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo. Según el partido liderado por el exdirector de Greenpeace en España Juan López de Uralde, el proyecto Madrid Depura supone la construcción de infraestructuras de tratamiento de aguas residuales en las localidades madrileñas de Ciempozuelos y Valdemoro, lo que afectaría algunos de los espacios que protege la Red Natura 2000.

Con la admisión a trámite de esta denuncia, la Comisión Europea reconoce que la Comunidad y Canal de Isabel II (la empresa pública encargada de desarrollar el plan) podrían incumplir la normativa europea porque "el proyecto es susceptible de tener un impacto negativo" sobre esos espacios protegidos; y cree "necesaria" una nueva evaluación que concluya si el proyecto provocará o no perjuicio a la integridad de esos espacios. El proyecto aún no está en marcha, pero si se demuestra que perjudica a los espacios protegidos Europa lo paralizaría.

Esta no es la única infraestructura que debe realizar Canal de IsabelII que acaba en los tribunales europeos. Ecologistas en Acción denunció que el proyecto de construcción de una depuradora en Valdemoro también iría contra la normativa medioambiental comunitaria porque está proyectada en una superficie ocupada por hábitats de interés comunitario. Además, la asociación ecologista añade que la Declaración de impacto Ambiental habría caducado, ya que se concedió hace más de 24 meses, y en ese plazo no han empezado las obras.

Javier Carrillo, coportavoz de EQUO en Valdemoro, se mostró satisfecho por la investigación iniciada por la Comisión Europea, lo que a su juicio "demuestra la importancia de recurrir desde lo local a instrumentos como el de petición al Parlamento Europeo" y por que las obras todavía no estén en marcha. Inés Sabanés, una de las caras visibles del partido, también insistió en la necesidad de denunciar ante Europa las irregularidades medioambientales que se cometen.

Fuente: ECOticias

Foto: Eiti Kimura