Aumenta el precio de la suscripción de Amazon Prime

Los anillos de poder

En la guerra del streaming, Amazon Prime Video siempre ha sido una de las plataformas que han contado con más fidelidad por parte de los usuarios. El principal motivo de ello siempre se ha encontrado en la facilidad que han tenido los suscriptores para tener claro que seguirían suscritos al servicio. ¿El motivo? Este se encuentra incluido con las ventajas que se obtienen por el paquete de servicios de Amazon Prime.

Es decir, hay muchas personas que reciben Amazon Prime Video gratis al pagar Amazon Prime para tener gastos de envío gratis cuando compran online. En otros casos, ocurre lo contrario. Hay quienes se suscriben a la plataforma de vídeo y disfrutan de las ventajas adicionales.

En ambas situaciones, lo que ayuda a que Amazon Prime Video siempre esté presente entre los suscriptores, es ese paquete completo de servicios que se obtienen pagando una sola tarifa. Así, tampoco hay que olvidar que esta suscripción también incluye videojuegos gratuitos mensuales que se pueden disfrutar desde los ordenadores PC.

Por ello, cuando se pregunta a los usuarios qué servicios de streaming pagan y cuáles seguirán pagando, se suele ver que siempre hay una plataforma en primera posición, la cual en el pasado solía ser Netflix, y después en segunda posición es frecuente que se incluya Amazon Prime Video. Los testimonios coinciden de una manera bastante global, dado que la suscripción a este servicio de Amazon se mantiene debido al cómputo general de ventajas que se ofrecen.

No obstante, esta situación podría cambiar debido al reciente aumento de precio que ha sido anunciado de la manera de Amazon. La empresa ha aumentado el coste de la suscripción Prime un 38% hasta los 49,50 euros al año. El aumento de precio sigue sin dejar la plataforma en la misma categoría de coste que tienen algunos de los servicios rivales, pero no hay duda de que se trata de una cantidad que resulta moderadamente alta si se compara con el coste que tenía el servicio previamente.

Este aumento de precio no llega en un buen momento. Con la inflación y la manera en la que está aumentando el coste de todo, Amazon pone en una situación delicada a sus clientes. Pasar de un precio de 36 euros a un coste de casi 50 euros, resulta algo demasiado drástico. La situación, no obstante, podría ser peor. En Alemania, por ejemplo, se está pagando un coste de casi 90 euros. Otros países también se encuentran en un alto nivel de suscripción en comparación a España. En Francia, por ejemplo, incluso con el reciente aumento de precio, el coste de la cuenta de Amazon Prime Video de forma anual se coloca en algo menos de 70 euros.

Y no hay que olvidar que, en Estados Unidos, se pagan 139 dólares por la suscripción anual de Amazon Prime Video en conjunto con los demás servicios de la plataforma. Pero ahí es donde se encuentra el secreto de la empresa en cuanto a sus servicios digitales. La compañía modifica y adapta el precio en cada territorio dependiendo de las distintas propuestas que se incluyen en el conjunto.

En Estados Unidos es tanto dinero porque hay una gran cantidad de servicios adicionales que acompañan a Amazon Prime Video. Y, si se produce algún aumento de precio, por lo general suele haber también un aumento de los servicios. No obstante, esta vez no ha sido así. Amazon ha aumentado el coste debido a la situación económica actual y, posiblemente, también se haya apoyado en el estreno de Los anillos de Poder como justificación para incrementar el precio.

En los próximos meses, a medida que los usuarios se vayan encontrando con la necesidad de renovar sus suscripciones, será cuando se vea si Amazon ha tomado la decisión correcta. Por ahora, no parece que el impacto esté siendo muy negativo. En realidad, por mucho que nos duela que la suscripción de Amazon Prime haya crecido de los 14,95 euros que costaba al principio en España hasta los casi 50 euros anuales en los que se establece ahora, sigue siendo un buen precio. Si se compara el precio a la tarifa que tienen otros servicios de streaming se puede ver que, incluso con el aumento, el coste que tiene Amazon Prime Video continúa siendo de lo más ventajoso.

Por otra parte, aunque tiempo atrás la plataforma de streaming de Amazon disponía de unos contenidos que no eran precisamente los más interesantes, con el paso de los años ha mejorado mucho la producción de películas y series propias. El estreno reciente de la serie de El Señor de los Anillos solo es un ejemplo más de lo apropiadas que han sido muchas de las producciones recientes de la compañía. Además, se ha beneficiado de la recepción de contenidos licenciados que también tienen gran interés, como es el caso de películas de cine del tipo de la saga James Bond.