Android 2.4

Viewsonic_ViewPad_4_01-728-75

El próximo teléfono inteligente de Viewsonic correría Android 2.4

Viewsonic ha revelado los planes de Google para Android 2.4, los que consistirían en mantener el nombre Gingerbread y reemplazar a Android 2.3. Específicamente, han anunciado que serán los primeros en lanzar un dispositivo corriendo bajo Android 2.4, en la forma de la ViewPad 4, que debería estar saliendo a la venta en el mes de Abril de 2011.

La Compañía Americana con sede en Walnut, California está especializada en la fabricación y venta de pantallas de todo tipo para la industria informática y de entretenimiento, así como también dispositivos móviles como tabletas y teléfonos inteligentes.

La actualización a 2.4 permitirá a los teléfonos de un solo núcleo trabajar con aplicaciones Honeycomb diseñadas para procesadores de doble núcleo, especialmente las tabletas.

En la actualidad, no se puede decir que el mercado esté inundado de teléfonos corriendo el sistema Android 2.3 Gingerbread. Ni mucho menos, ya que el único teléfono que lo posee es el Google Nexus S.

Quizás la espera del Android 2.4 era la razón por la cual algunos fabricantes no se decidían a incorporar Gingerbread en sus dispositivos. Es decir, esperaban contar con la posibilidad de correr aplicaciones para procesadores doble-núcleo.

Esta última actualizacion de la gama de Viewsonic Europa con la ViewPad colocará al dispositivo como uno de los priméros teléfonos multimedia en disponer del nuevo sistema operativo de Google.

Otras características de la ViewPad 4, además de contar con Android 2.4 son la posibilidad de contar con Flash 10.1, grabación de vídeo en calidad HD 720p, reproducción, posibilidad de subir contenido, una cámara de 5.0 megapíxeles.

Tendrá conectividad inalámbrica mediante wifi 802.11 b/g/n y Bluetooth 2.1 y dispondrá de una pantalla de 4,1 pulgadas.

Por otra parte, según una fuente confiable, Google ha comenzado la construcción de una nueva rama de código llamada GRI17 (Gingerbread post HoneyComb, cuyo nombre en código sería Ice Cream), que tiene como objetivo llevar a los teléfonos algunos de los elementos que hoy encontramos en Honeycomb, como por ejemplo las funciones relacionadas con el nuevo motor gráfico Renderscript o la aceleración por hardware bajo OpenGL y en general la optimización de código para aprovechar los procesadores multinúcleo y la potencia de los nuevos chip gráficos que van a llegar con los próximos terminales.

Como vemos, esta es una loca carrera de desarrollo que hace que los fabricantes se las vean negras para fabricar dispositivos con la última versión de cada sistema y alcanzar a comercializarlos en forma masiva antes de la próxima actualización.

Fuente: TechRadar