El Gobierno prepara un decreto contra la inflación con un cheque de unos 300 euros destinado a las familias vulnerables

Se trata de una reclamación de Unidas Podemos y forma parte del paquete anticrisis que aprobará el Ejecutivo el sábado junto con la reducción del bono transporte

El Gobierno prepara un decreto contra la inflación con un cheque de 300 euros para las familias vulnerables

Europa PressEl Gobierno prepara un decreto contra la inflación con un cheque de 300 euros para las familias vulnerables

Tras el anuncio de la bajada del IVA en la factura de la luz, el Gobierno prepara una nueva batería de medidas de cara a este sábado. Se trata de ampliar la nueva norma anticrisis con un decreto contra la inflación que incluye un cheque para cuatro millones de beneficiarios vulnerables, aún sin definir si serían unidades familiares o personas. Se trata de una medida destinada a la clase media y baja, la más afectada por la subida de los precios en la cesta de la compra y que fue una reclamación de Unidas Podemos ya en el anterior decreto.

El País adelanta que los equipos económicos del Gobierno y del socio minoritario de la coalición mantienen negociaciones desde el martes, que continuarán este jueves y el viernes para concretar si definitivamente serán 300 los euros que se destinen por hogar y quién gestionará la medida (Hacienda o Seguridad Social), cuyo coste supondría unos 1.200 millones de euros.

Unidas Podemos consideraba este miércoles que la rebaja del IVA de la electricidad del 10 al 5 % es una "medida del PSOE que no viene mal", pero que "ni de lejos es suficiente" por lo que pedía a su socio de coalición más ambición para proteger a las familias de la inflación.

Así lo ha reclamó el portavoz de los morados en el Congreso, Pablo Echenique, que en los pasillos de la Cámara Baja ha pedido "medidas mucho más valientes", como el citado cheque de 300 euros para las familias vulnerables o el bono transporte a 10 euros, y financiarlas mediante una rebaja fiscal que aumente "significativamente" los impuestos a las grandes eléctricas y petroleras.

"Es un escándalo que se estén forrando las petroleras y las eléctricas cuando a las familias les cuesta cada vez más llegar a fin de mes", subrayó Echenique que, en este contexto, ve "insuficiente" la rebaja del IVA anunciada por el presidente del Gobierno y pide al Ejecutivo que "no le tiemblen las piernas ante los poderosos".

Echenique cargó contra el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, del que ha dicho que tiene un "desparpajo absoluto no solamente para llamar tontos a la mayoría de los consumidores sino también para repartir millones en dividendos cunado la gente está teniendo graves problemas para pagar la factura de la luz".

Unidas Podemos recalcó que está negociando con su socio de coalición y poniendo encima de la mesa las medidas que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, propuso para compensar el efecto de la inflación, de cara al decreto anticrisis que el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar el próximo sábado.

Otras medidas sobre la mesa

Según El País, hay bastante consenso en el Ejecutivo en los asuntos que tiene encima de la mesa, como la prórroga o incluso el aumento de ayudas a agricultores, ganaderos, pescadores y transportistas. Se trata de unos mínimos sobre los que se están puliendo los detalles con la atenta mirada de Hacienda, inquieta por el posible descontrol del déficit.

En principio, según informa El País, se volverán a prorrogar igual los 20 céntimos de descuento para los combustibles, cuya subida en estos tres meses casi ha devorado la ayuda. Unidas Podemos quiere que se hagan diferencias en función de la renta, pero Hacienda lo descarta por su complejidad.

Además, el Ejecutivo también está cerrando otra medida estrella en sentido contrario a la ayuda a la gasolina, que es una reducción significativa del coste del bono de transporte, según avanza El País. El Ejecutivo financiaría una parte de esta bajada y las comunidades y ayuntamientos otra, algo que puede traer problemas políticos. Además se prorrogaría el límite del 2% a las actualizaciones de los alquileres.

Pero donde sí estarían las discrepancias, más allá de los planes en torno a la inflación, según El País, es en la citada subida de los impuestos a las eléctricas, que promueve Unidas Podemos. La Moncloa admite que la situación de beneficios extraordinarios y reparto de dividendos récord mientras los ciudadanos sufren para pagar la luz, el gas y el combustible es insostenible políticamente, tal y como sostiene Unidas Podemos. Sin embargo, Hacienda prefiere que este impuesto se aplique a partir de 2023, para hacer las cosas de forma prudente y evitar conflictos con Bruselas y posibles demandas judiciales.

Sobre el autor de esta publicación