Calviño se desmarca del impuesto a las eléctricas que propone Yolanda Díaz: "Ignoro esas propuestas"

La ministra de Trabajo plantea un recargo de diez puntos sobre el impuesto de sociedades, que tiene un tipo del 25 % salvo para banca y petroleras, que es del 30 %

Calviño y Yolanda Díaz

EFECalviño y Yolanda Díaz

Calviño y Yolanda DíazLa vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, ha afirmado que “ignora” la propuesta de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de incrementar en 10 puntos el impuesto de sociedades a las grandes energéticas, y ha defendido que en el Gobierno existe una postura "clara y única" al respecto.

"A veces veo titulares que no se corresponden con el trabajo del Gobierno”, ha afirmado Calviño, que ha comparecido en línea este miércoles ante la prensa en un seminario organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en Santander, donde ha sido preguntada por la citada propuesta de Díaz.

La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha dicho: "Ignoro la propuesta de la que está hablando. Muchas veces lo que veo en los medios no se corresponde con el trabajo del Gobierno".

Al respecto, ha dicho que “la visión del Gobierno es clara”, en el sentido de que “hay que repartir el impacto negativo de la crisis y ver el instrumento fiscal, financiero y legal más adecuado” para un reparto justo de las consecuencias de la guerra a las puertas de Europa que "no es una broma y está generando una situación muy compleja".

El alza de precios en el petróleo y gas lleva al Gobierno a trabajar en un “nuevo escenario de inflación más alta durante más tiempo", y tiene que “encontrar vehículos fiscal, financiero y legal más adecuados” para conseguir un reparto más justo.

Tras la propuesta de Díaz, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió el martes que era de "justicia" que las grandes eléctricas "paguen una mayor parte" en impuestos porque han tenido más beneficios y ha abogado por implementar este recargo tributario al inicio del próximo ejercicio fiscal, que arranca el 1 de enero.

Montero, con ello, discrepó el martes con los detalles de la propuesta de la vicepresidenta de Trabajo, Yolanda Díaz, de fijar un recargo de diez puntos sobre el impuesto de sociedades -que tiene un tipo del 25 % salvo para banca y petroleras, que es del 30 %-.

Sobre el autor de esta publicación