Tres importantes metas a corto plazo para la iniciativa empresarial

emprendedor3 metas a corto plazo para emprendedores ambiciosos

3 metas a corto plazo para emprendedores ambiciosos


Al planear tu aventura empresarial, seguro que te han dado un montón de consejos sobre la medición de tus metas de corto y largo plazo así como la necesidad de tener una visión de la misma de aquí en adelante.
No puede haber un montón de objetivos ni todos ellos diferir en diferentes circunstancias. Pero aquí están las tres principales importantes metas a corto plazo que los empresarios deberían tener en cuenta y por escrito, a medida que comienzan en el camino apasionante de la iniciativa empresarial.

En primer lugar analiza tus ideas

El sueño de ver tus ideas como un producto o servicio, es más a menudo lo que hace muy difícil de frenar el flujo de lo que se puede hacer. La idea es genial y las posibilidades son cada vez más amplias, pero estas cosas son también más a menudo la razón de una "multi-direccional" que hace que se empiece a probar todas las posibilidades y ver cuál de todas funciona.
Efectivamente deseas hacer un millón cuanto antes, pero es mejor concentrarte en los tres primeros meses del proyecto y preguntarte: ¿Qué es lo que quieres lograr, cómo lo quieres lograr y que herramientas necesitas para hacerlo? Pero piensa en los tres primeros meses, evita proyectarte más allá pues es posible que en el camino surjan necesidades de ajustes o cambios.

No éxito, no fracaso, sólo emprender

En la mayoría de las situaciones prácticas no esperan que el éxito o el fracaso sea evidente en los primeros tres meses de tu inicio en una empresa. Es un tiempo demasiado corto para evaluar si está bien.
La atención debe centrarse en cómo has ejecutado tu plan. Analiza tu marco de tiempo en base al cumplimiento de los objetivos establecidos. ¿Qué salió bien y qué no?, una vez más no se trata del éxito o el fracaso, pero el análisis sobre cómo se llevó a cabo los primeros pasos y lo que se aprendió de ellos es lo más importante.
Recuerda: tus metas siempre deben ser medibles.

La motivación como combustible

A menudo, la fase de arranque es el período más difícil de la evolución de las ideas. Las dudas, los miedos y la falta de un cambio concreto a menudo puede debilitar el impulso de los logros. La mayoría de las veces las fallas o simplemente dar marcha ocurre en la fase de puesta en marcha. Prepárate para esta fase y busca la motivación interna y externamente. Dependiendo de qué tipo de persona seas puedes buscar la motivación desde dentro o a través de un grupo de amigos o un círculo empresarial.
La motivación interna es lo que puedes hacer para sacar lo mejor de ti. Puede ser el reto de alcanzar las metas propuestas para la semana o el mes, o algunos incentivos que esperas (desear un coche nuevo con sus ingresos el primer año? Mejor trabajo para ahora y cumplir con sus objetivos).
La motivación externa viene a través de amigos, compañeros de trabajo, la familia o un grupo de pertenencia. Aún cuando las redes pueden consumir mucho tiempo, es una buena idea empezar por adelantado y volverlas el combustible de tu motivación. Mucho se puede lograr cuando dos o más mentes están en conjunto y cuanto antes comiences, mejor podría ser.
Otra posibilidad es la de buscar un mentor o un entrenador que te pueda guiar a través de los primeros pasos en el camino empresarial que a menudo puede ser agitado.
Fotografía: knellotron en Flickr