Qué es la Ley de Okun y por qué puede predecir el comportamiento de la economía y empleo

Ley de Okun

Ley de Okun

Ley de Okun

Muchas personas creen que hay una correlación entre las tasas de paro y las cifras económicas. Pues si te has fijado, no estabas equivocado, ya que la ley de Okun señala que hay una clara correlación entre los cambios en la tasa de paro y el crecimiento de la economía.

Esta ley fue propuesta en 1962 por el economista Arthur Okun, de ahí el nombre. Señaló que, a mayor producción, menor desempleo y a menor producción, mayor desempleo, es decir, una proporcionalidad inversa. Hoy explicaremos más sobre esta famosa ley, explicando cómo predice el comportamiento de la economía.

Así es la Ley de Okun

A grandes rasgos, la Ley de Okun señala que, cuando el PIB disminuye, aumenta el paro y cuando el PIB ha aumentado, el paro ha disminuido. Si vemos gráficas de PIB nominal y de paro y las colocamos en el mismo eje temporal, podemos ver cómo la ley se cumple de una forma bastante fidedigna.

Eso se debe a que las empresas producen menos durante las recesiones económicas. Eso hace que se invierta menos y que sea más complicado encontrar trabajo. La utilidad de la ley es la de predecir comportamientos económicos cuando se toman medidas que varían la tasa de desempleo. Por lo general, si se toman medidas que provocan una mayor tasa de paro, se acaba entrando en recesión. Por el contrario, si se baja el desempleo, ocurre lo contrario.

Fórmula ley de Okun

Como toda ley, tiene una fórmula, la cual da la relación real. Hay varias maneras de expresar la fórmula, pero la más extendida es ΔY/Y = k – cΔu. Aquí, ΔY es igual a la variación de la producción en la economía, es decir, PIB natural menos real, mientras que Y es PIB real. Por otro lado, k significa porcentaje anual de crecimiento en la producción, c presenta el cambio en el desempleo y u la variación de la tasa de paro, restando tasa real menos tasa natural.

Esta ley es difícil de usar a efectos prácticos, ya que algunos indicadores como el PIB natural o la tasa natural de paro son solo estimados.

Utilidad de la ley e imperfecciones

La ley de Okun es bastante sólida, ya que se ha demostrado una relación clara entre ambas variables. Sin embargo, es un concepto incompleto e imperfecto, con algunas variaciones en los cálculos, especialmente a largo plazo. Por ello, suele utilizarse más para analizar en el corto plazo que en el largo.

La prueba está en que algunos países reaccionan de manera diferente a las crisis en términos de desempleo, incluso con el mismo marco institucional. Esto se debe a algunos factores que vamos a explicar a continuación.

Prestación por desempleo

Esta ley no tuvo en cuenta las prestaciones por desempleo, las cuales pueden hacer que los trabajadores tarden en buscar trabajo. Si las prestaciones son largas y generosas, muchos tratarán de agotarlas. Por ello, hay variaciones de la ley que incluyen la tasa de sustitución con respecto al salario original y la duración del paro.

Temporalidad

La temporalidad es otro factor que afecta a la ley. En concreto, las economías que tienen mucha temporalidad, es decir, que la mayoría de contratos son eventuales, destruyen y crean empleo fácilmente. Eso hace que la relación entre PIB y tasa de desempleo se modifique y no sea exacta.

Proteccionismo laboral

El proteccionismo laboral es aquel que dificulta la contratación y el despido por parte de las empresas. Un país muy proteccionista dificultará el despido en las recesiones, así como las nuevas contrataciones cuando se salga de la crisis. Por ejemplo, si hay costes de despido muy elevados, no se despedirán a tantos trabajadores. Por otro lado, si son bajos, podría darse una temporalidad encubierta, donde se hagan contratos indefinidos, pero se despidan cuándo se terminen tareas específicas.

 Demanda exterior

No todas las economías son iguales. Algunas funcionan más con demanda interna y otras con demanda externa. Las que dependen más de la demanda exterior, no suelen tener tantos problemas de desempleo en una recesión, ocurriendo el efecto contrario cuando dependen excesivamente de la demanda interna.

Productividad

La productividad es la capacidad de un empleado para producir. Si la productividad es baja, la economía es mucho más sensible a las recesiones. En este escenario, es fácil que los empleados generen pérdidas, haciendo que haya más despidos y se reduzca el empleo más rápido. Cuando eso ocurre, se suele deber a la falta de especialización económica.