Motivos para pedir una reducción de jornada

MaternidadTener un bebé da derecho a varios tipos de reducción de jornada.

Tener un bebé da derecho a varios tipos de reducción de jornada.


En posts anteriores ya hemos tratado la reducción de jornada en sí misma, e incluso de algunos casos concretos como la reducción de jornada por maternidad. Pero, ¿qué otros motivos podemos alegar para pedirla y que la empresa esté obligada a concederla? Hoy los exponemos con detalle. Y recordad que, en el supuesto que estéis en alguno de estos casos, la ley os ampara y vuestros jefes no pueden poneros inconvenientes.

  • Por lactancia: Las empleadas con un hijo menor de nueve meses podrán ausentarse del trabajo durante una hora, la cual pueden dividir en dos fracciones. Este permiso se incrementará proporcionalmente en caso de parto múltiple. De igual modo, si la mujer lo desea puede sustituir este derecho por una reducción de jornada en media hora, o acumular estas horas en jornadas completas. Eso sí, siempre respetando lo previsto en el convenio colectivo o el acuerdo que se alcance con el empresario. A pesar de ser un permiso muy ligado a la madre, también puede disfrutarlo el padre.
  • Nacimiento de hijos prematuros: En caso de que, tras un parto prematuro, el bebé deba permanecer hospitalizado, su madre o padre tendrá derecho a ausentarse del trabajo durante una hora. También podrá reducir su jornada laboral hasta dos horas, con la disminución proporcional del salario.
  • Por carga familiar o guarda legal: La más duradera y aquella en la que hemos basado nuestros artículos anteriores sobre reducciones de jornada. Los motivos por los que pueden solicitarse son los siguientes:
    • Estar a cargo de un menor de ocho años. No tiene porque ser el propio hijo, basta con tener su guarda legal.
    • Estar al cuidado de un familiar directo que ni trabaje, ni pueda valerse por si mismo. No es necesario que tenga ningún tipo de invalidez.
    • Tener la guarda legal de una persona discapacitada y sin trabajo.
    • Estar al cuidado de un hijo, ya sea biológico o adoptado, menor de 18 años durante su hospitalización y tratamiento continuado por cáncer o por cualquier enfermedad grave, siempre y cuando implique ingreso de larga duración y cuidado directo, continuo y permanente acreditado por el SPS. A diferencia de las demás reducciones por guarda legal, de entre un octavo y la mitad de la jornada, esta establece el 50% de la misma como mínimo. De hecho, incluso se puede acumular la reducción en jornadas completas, en caso de que así lo contemple el convenio.
  • Víctimas de violencia de género: Tienen derecho a la reducción de jornada con disminución proporcional del sueldo, adaptando el horario a sus necesidades y siempre dentro de los términos establecidos en el convenio colectivo o en los acuerdos entre empresa y representantes de los trabajadores.

Para más información, os recomendamos los artículos relacionados con el tema en El Economista y Laboro, así como el apartado sobre Jornada laboral, permisos y vacaciones en la web del Ministerio de Trabajo.
Foto: Victor Santa María en Flickr.com.