Médicos, se necesitan

male-doctor

De todas las profesiones tradicionales que existen y que continuamente son golpeadas por las idas y venidas de un mercado laboral que hace y deshace tendencias en cuanto a empleabilidad se refiere, la Medicina es una carrera que ha padecido las desavenencias del sistema y, actualmente, se trata de una profesión en problemas pero con creciente salida laboral.
En España, cada año se reciben 4.000 licenciados en las facultades de Medicina y, además, se homologan una gran cantidad de títulos extranjeros que buscan emplearse en la medicina española; sin embargo, faltan médicos y dentro de unos años, si la tendencia se mantiene, podría darse una importante crisis del sector.
El problema es que cada año, así como se reciben 4.000 médicos, se jubilan 2.500, la población aumenta, la inmigración también y el déficit de profesionales se siente: hacen falta 3.000 médicos más.
Según un estudio del Ministerio de Sanidad, España perderá 12.000 médicos en los próximos 15 años y la solución es difícil. Estudiantes y profesionales coinciden en que no bastará con ampliar facultades para paliar el problema sanitario a que se enfrenta el sistema sanitario público.
El principal problema del déficit sanitario está dado por la migración de profesionales que buscan mejores condiciones de trabajo en otros países.

El sistema sanitario está colapsado de pacientes, en otros barrios nuevos no existen centros ambulatorios y los hospitales no dan abasto en cuanto a infraestructura para satisfacer la demanda. Con esta realidad, los 3 médicos que existen por cada 1.000 habitantes se enfrentan en el sistema público de salud con una sobrecarga horaria y falta de motivación que acaba con una realidad económica no del todo satisfactoria.

Para paliar esta situación, algunas Comunidades Autónomas han propuesto crear para el próximo año nuevas facultades donde estudiar la licenciatura de Medicina, el problema es que sólo 3 de las 9 universidades previstas serán públicas.
Así, en Madrid tan sólo habrá una pública, la de la Universidad Rey Juan Carlos. Otras Universidades privadas, como la Francisco de Vitoria de Madrid o la San Vicente Mártir de Valencia, anunciaron que están realizando los trámites pertinentes para poder impartir la Licenciatura en Medicina desde el próximo año.
Pero la principal causa de este problema parece ser el MIR que, en España es una de las dos modalidades para realizar la especialidad. A este sistema sólo pueden acceder los ciudadanos españoles y, en cantidad limitada, de países miembro de la Unión Europea.
El acceso al sistema de formación MIR se realiza mediante un examen cuya convocatoria anual se realiza por el Ministerio de Educación y Ciencia. Una vez aprobado el examen se realiza la petición de plaza para una especialidad, a la que se podrá acceder conforme aparecen vacantes y el orden de prioridad está dado por la puntuación obtenida en el examen.
Cuando se accede a una plaza MIR la especialización se realiza en forma residente y se cobra un sueldo por ello mientras dure la especialización, aproximadamente de 3 a 5 años, dependiendo del área elegida. Luego del período de formación se obtiene el titulo oficial de especialista expedido por el Ministerio Español de Educación y Cultura.
Pero acceder al MIR no es tan gratificante como debería serlo, el sueldo medio de un médico MIR de un hospital público español está en torno a los 1.109 euros al mes, que puede llegar a 1.500 ó 1.900 dependiendo de la cantidad de horas de guardia que realice.

En comparación con un médico ambulatorio que percibe 3.250 euros mensuales y, los médicos especialistas (que ya sortearon el MIR y consiguieron una plaza) un poco más, mientras en otros países vecinos la realidad económica es muy diferente y los salarios bastante superiores, realidad que empuja a los médicos a emigrar a países de la Unión Europea donde el prestigio de la medicina española abre puertas con gran facilidad.
Francia, Portugal y Gran Bretaña, son algunos de los receptores beneficiados con los médicos españoles que buscan nuevos horizontes.
La convocatoria para el examen se publica en el Boletín Oficial del Estado en Julio de cada año, allí están detallados los requisitos para acceder.
La Fundación CESM advierte que para revertir la tendencia descendente en el ratio entre médicos y población debe aumentarse la oferta formativa más de un 35%.
El listado completo de especialidades médicas:
Anestesiología; Duración mínima de formación: 3 años
Cirugía general; Duración mínima de formación: 5 años
Neurocirugía; Duración mínima de formación: 5 años
Obstetricia y ginecología; Duración mínima de formación: 4 años
Medicina interna; Duración mínima de formación: 5 años
Oftalmología; Duración mínima de formación: 3 años
Otorrinolaringología; Duración mínima de formación: 3 años
Pediatría; Duración mínima de formación: 4 años
Neumología; Duración mínima de formación: 4 años
Urología; Duración mínima de formación: 5 años
Ortopedia; Duración mínima de formación: 5 años
Anatomía patológica; Duración mínima de formación: 4 años
Neurología; Duración mínima de formación: 4 años
Psiquiatría; Duración mínima de formación: 4 años
Radiodiagnóstico; Duración mínima de formación: 4 años
Radioterapia; Duración mínima de formación: 4 años
Cirugía plástica; Duración mínima de formación: 5 años
Biología clínica; Duración mínima de formación: 4 años
Microbiología-bacteriología; Duración mínima de formación: 4 años
Química biológica; Duración mínima de formación: 4 años
Immunología; Duración mínima de formación: 4 años
Cirugía torácica; Duración mínima de formación: 5 años
Cirugía pediátrica; Duración mínima de formación: 5 años
Angiología y cirugía vascular; Duración mínima de formación: 5 años
Cardiología; Duración mínima de formación: 4 años
Aparato digestivo; Duración mínima de formación: 4 años
Reumatología; Duración mínima de formación: 4 años
Hematología y hemoterapia; Duración mínima de formación: 3 años
Endocrinología; Duración mínima de formación: 3 años
Medicina física y rehabilitación; Duración mínima de formación: 3 años
Neuropsiquiatría; Duración mínima de formación: 5 años
Dermatología y venereología; Duración mínima de formación: 3 años
Radiología; Duración mínima de formación: 4 años
Psiquiatría infantil; Duración mínima de formación: 4 años
Geriatría; Duración mínima de formación: 4 años
Enfermedades renales; Duración mínima de formación: 4 años
Enfermedades contagiosas; Duración mínima de formación: 4 años
Salud pública y medicina preventiva; Duración mínima de formación: 4 años
Farmacología; Duración mínima de formación: 4 años
Medicina del trabajo; Duración mínima de formación: 4 años
Alergología; Duración mínima de formación: 3 años
Medicina nuclear; Duración mínima de formación: 4 años
Cirugía dental, bucal y maxilofacial (formación básica de médico y de odontólogo); Duración mínima de formación: 5 años
Hematología biológica; Período mínimo de formación: 4 años
Estomatología; Período mínimo de formación: 3 años
Dermatología; Período mínimo de formación: 4 años
Venereología; Período mínimo de formación: 4 años
Medicina tropical; Período mínimo de formación: 4 años
Cirugía gastroenterológica; Período mínimo de formación: 5 años
Traumatología y urgencias; Período mínimo de formación: 5 años
Neurofisiología clínica; Período mínimo de formación: 4 años
Cirugía dental, oral y maxilofacial (formación médica básica y dental) ; Período mínimo de formación: 4 años
Por lo antedicho, las salidas laborales de la medicina son muy amplias, aunque la paga no es buena durante el período de especialización que puede llevar un promedio de 5 años y que requiere de importantes sacrificios y esfuerzos que al final del entrenamiento deparará en una mejora salarial y crecientes oportunidades de trabajar, incluso en el exterior.