Día de la Amistad: ¿por qué es importante tener amigos en el trabajo?

Día de la amistad amigos en el trabajo

Día de la amistad amigos en el trabajo

Día de la amistad amigos en el trabajo
El día 30 de julio celebramos el Día Internacional de la amistad. Es similar al Día del Amigo del 20 de julio y desde hace tiempo se celebra en España, aunque sea de forma informal. Este día fue creado para conmemorar la amistad como relación afectiva entre dos o más personas, siendo originario de Sudamérica.
Está claro que es importante tener amigos, conservando las viejas amistades y haciendo nuevas. De adulto la mayoría de amistades se hacen en el trabajo, ya que tener buenas relaciones con tus camaradas es positivo e incluso algo necesario. ¿Por qué es importante tener amigos en el trabajo? Eso es lo que veremos a fondo en el día de hoy.

La importancia de la amistad en el trabajo

La amistad es un valor y uno de los mayores soportes que se pueden tener en nuestra vida. Eso incluye la confianza, el respeto, la sinceridad y la generosidad. Esto puede ir incluso más allá en el entorno laboral, a pesar de los mitos.

El mito de que no se hacen amigos en la oficina

En estos tiempos que corren, algunas personas aún tienen miedo a tener amigos en el trabajo. Se dice aquella frase de que “a la oficina se viene a trabajar, no a hacer amigos”, alegando que puede crear enchufismo y conflicto de interés.
Sin embargo, los estudios dicen lo contrario. Dicen que cultivar amistades en el trabajo es bueno y no solo para los amigos, sino también para las empresas. Por ejemplo, la amistad reduce el riesgo de ansiedad y depresión, que son la mayor causa de baja laboral a nivel mundial. La razón es que la amistad crea bienestar, siempre que sea una amistad sana con confianza y colaboración.
Otra ventaja es que ayuda a crear nuevas ideas y a aumentar la productividad. Cuando hay amigos, la gente va más relajada a trabajar, con más confianza y compromiso. Eso hace que todo esté mucho mejor organizado y se trabaje con más ganas. En cambio, si no tienes amigos, irás mucho más a disgusto.
Es más, en el entorno laboral pasamos 8 horas, es decir, un tercio de nuestra vida. Pasarás aquí mucho más tiempo que en otros lugares como los bares o el gimnasio, así que es natural que sea un gran lugar para cultivar nuevas amistades. De hecho, muchas se crean de forma accidental, simplemente de pasar tiempo con personas afines con las que se comparten los mismos objetivos.

La importancia de la amistad para el equilibrio emocional

La amistad ayuda a tener un mejor equilibrio emocional, ya que nos relacionamos a diario con otros compañeros. Cada uno es diferente y si somos sus amigos, podremos enriquecernos de ellos, al mismo tiempo que ellos se enriquecen de nosotros. Conocerás diferentes puntos de vista, te contagiarás de personas optimistas y sentirás el apoyo y búsqueda de soluciones por parte de tus compañeros.
Ese equilibrio emocional nos dará una mayor confianza y compromiso. Es más, incluso subirán nuestros niveles de energía y nuestro sentimiento de pertenencia al grupo. De nuevo, esto es positivo también para la empresa.

Así es un entorno laboral sano

Para crear amistades, no solamente los empleados deben hacer por ello. Las empresas también deben crear entornos laborales sanos, en el cual se forjen amistades de una forma más natural. Eso se hace con una adecuada política de prevención de riesgos, además de dar a los empleados suficientes recursos personales y emocionales para superar las crisis. En resumen, una empresa debe preocuparse por la salud y el bienestar de los empleados, al mismo tiempo que crea entornos adecuados y controla los diferentes riesgos psicosociales.
Estas prácticas incluyen ratos de descanso para socializar y tomar un café, práctica de ejercicio físico y flexibilidad. Es más fácil que los empleados se hagan amigos cuando pueden tomar un café que si tienen que trabajar sin descanso. Asimismo, es más fácil hacer amigos si el entorno es sano y son felices en el trabajo que si están amargados.
Finalmente, el propio empleado debe abrirse a las nuevas experiencias para hacer amigos. Si eres una persona sociable y estás en el entorno adecuado, podrás hacer amigos en el entorno laboral casi sin darte cuenta. Eso te creará un bienestar físico y emocional, trabajando con total comodidad y acabando con la ansiedad y depresión.