Cómo funcionará el nuevo sistema de cuotas de autónomos desde 2023

Cuotas autónomos 2023

Cuotas autónomos 2023

Cuotas autónomos 2023
El ministro José Luis Escrivá, junto a los agentes sociales y a las asociaciones de autónomos, ha aprobado un nuevo sistema de cuotas de autónomo para 2023. Este sistema impondrá las cotizaciones por ingresos reales, donde los que más ganan pagarán más, perdiendo el derecho anterior a escoger la cuota mínima y siendo un pago en función del rendimiento neto.
Esta ley ha traído cambios importantes para los próximos años, algunos de ellos claros, pero otros confusos. Hoy veremos en qué consiste este nuevo sistema de cuota y cómo te afecta si eres autónomo. Te explicaremos un poco sobre las tablas de cotizaciones y cómo irán cambiando en los próximos 3 años.

Nuevo sistema de cuotas para 2023

Este sistema busca la cotización por ingresos reales de forma gradual, aumentando las cuotas máximas de los que más ganan para 2025 y reduciendo las de los que menos ganan. En la actualidad, el 84% de los autónomos cotizan por la base mínima, algo que se acabará con este sistema, que buscará también aumentar los ingresos de la Seguridad Social para salvar las pensiones.
Vamos a ver todos sus puntos clave, incluyendo la nueva tarifa plana, las tablas de cuotas mínimas y máximas y algunas pequeñas ventajas como las deducciones y el cese de actividad parcial.

Cotización por ingresos reales

Hasta ahora, los autónomos podían elegir la cuota, pero ahora eso se acabó. Ahora se han establecido 15 tramos de cotización que van de acuerdo a los ingresos netos. En este tramo, los que ganan menos de 1300 euros pagarán menos, los que ganan entre 1300 y 1700 pagarán lo mismo y los que ganan más de 1700 pagarán más.
Con esta medida, el 32% de los autónomos se verán beneficiados, ya que están ganando menos de la base mínima actual. Por otro lado, 400.000 personas se quedarán con la misma cuota, mientras que 800.000 pagarán más al ganar más de 1700 euros.

Así quedan las cuotas mínimas y máximas

La medida es gradual y se va a ir aplicando durante estos 3 años. Para 2023, la cuota mínima, que la tendrán los que ganan menos de 670 euros, será de 230 euros al mes, pagando 225 en 2024 y 200 euros en 2025. Por otro lado, la cuota máxima, que es para los que ganan más de 6000 al mes, será de 500 euros en 2023, 530 euros en 2024 y 590 euros en 2025.
Con estas medidas, se espera ajustar los ingresos reales de los autónomos. Eso sí, la cotización se acompañará de prestaciones, que serán mayores a más se cotice. Por ello, los que más cotizan tendrán derecho a una mayor pensión de jubilación y mayor remuneración por incapacidad personal, aunque los que cotizan menos podrán elegir pagar más y cambiar de base de cotización.

La tarifa plana se queda en 80 euros, pero es prorrogable

La tarifa plana de autónomos originalmente era de 50 euros al mes, pero ha ido subiendo progresivamente. Para 2023, se quedará en 80 euros, con una cuota reducida durante el primer año, siendo ligeramente superior a estos años.
Eso sí, la tarifa plana podrá prorrogarse durante un segundo año, siempre que se tengan ingresos inferiores al SMI o Salario Mínimo Interprofesional.

Aumento de deducciones por gastos genéricos

Las cuotas de autónomos se pueden deducir para pagar menos IRPF. Además, se han acordado mayores deducciones por gastos genéticos, teniendo una deducción adicional del 7% para autónomos y de un 3% para autónomos societarios.
Esta deducción de ingresos también servirá para reducir la cuota a pagar si se gana mucho, ya que se calculará con los ingresos reales que se tengan. Sobre la cantidad calculada habitualmente, se aplicará ese 7 o 3%, dando el resultado de rendimientos netos sobre el cual se aplicará la cuota.

El cese de actividad parcial

Durante la pandemia, muchos negocios tuvieron que cerrar. Para evitar algo similar, se ha creado el cese de actividad parcial, el cual otorga una pequeña prestación y reducción de cuota a empresas afectadas por una pérdida grande de ingresos, pudiendo sobrevivir durante un tiempo sin tener que cerrar.
A esta prestación van a poder acceder los autónomos que reduzcan o suspendan jornada al 60% de la plantilla, que pierdan un 75% de los ingresos durante dos trimestres y que los ingresos no superen al SMI. Se cobrará un 50% de la base reguladora durante un año, sin el consumo del cese de actividad y pagando la mitad de cuota.