Así puedes jubilarte de manera anticipada si eres autónomo

Jubilación anticipada autónomo

Jubilación anticipada autónomo

Jubilación anticipada autónomo

Siempre se ha dicho que los autónomos lo tienen peor para jubilarse que los asalariados. La elección de la cuota mínima (cosa que cambiará en 2023 con la entrada de la cotización por ingresos reales) hacía que no compensase jubilarse y mucho menos antes de tiempo.

De hecho, mucha gente cree que un trabajador por cuenta propia ni siquiera se puede jubilar anticipadamente, pensando que es exclusivo de asalariados en nuestro país. ¿Es eso cierto realmente? Pues anteriormente no estaba contemplado salvo excepciones, pero ahora sí que se contempla. Vamos a ver cómo puedes hacerlo.

Así es la jubilación anticipada en autónomos

Antiguamente, la jubilación anticipada en trabajadores por cuenta propia no existía. La primera piedra la puso el Estatuto del Trabajo Autónomo con la Ley 20/2007, la cual proponía la jubilación anticipada en algunas actividades excepcionales. En concreto, se planteaba en actividades de naturaleza tóxica, penosa o peligrosa y para personas con discapacidad.

Eso sí, la reforma de las pensiones en 2013 sí que implantó la jubilación anticipada para trabajadores por cuenta propia sin esas excepciones. Este sistema no tiene mucho que ver con el de los trabajadores por cuenta propia, siendo bastante más estricto en requisitos y condiciones.

Requisitos para jubilarse anticipadamente

Los requisitos de jubilación anticipada para autónomos son elevados. Lo primero es que solamente se podrá jubilar anticipadamente dos años antes de lo que le corresponda según edad. Por ejemplo, si le toca jubilarse a los 67 años, como muy pronto podría jubilarse con 65 años.

El segundo requisito es el tiempo de cotización, el cual debe ser de 35 años. Si cumple todo esto, la ley le exige que la pensión que le tocase fuera superior a la pensión mínima al jubilarse de forma habitual. En autónomos que cotizan poco, este requisito es complicado en algunas ocasiones.

Los coeficientes reductores

Jubilarse anticipadamente no es gratis. Cuando lo hace un trabajador de forma voluntaria, se le aplica un coeficiente de reducción, el cual depende de los años cotizados y de lo que se adelanta la jubilación.

El coeficiente es de un 8% por año adelantado si has cotizado menos de 38 y 6 meses, subiendo al 7,5% si has cotizado entre 38 años y medio y 41 años y medio, al 6,8% si has cotizado entre 41 años y medio y 44 años y medio y del 6,5% si has cotizado 44 años y medio o más.

De este modo, una persona que ha cotizado los 35 años y se jubila 24 meses antes, tendrá un coeficiente de reducción del 21%. Si ha cotizado más de 44 años y medio y se jubila en el mismo periodo, el coeficiente de reducción se reduce al 13%.

Diferencias con un trabajador por cuenta ajena

Los trabajadores autónomos tienen muchas diferencias en la jubilación con respecto al trabajador por cuenta ajena. De hecho, se contempla la opción únicamente por la presión de las asociaciones de autónomos, pero no tienen los mismos derechos.

Por ejemplo, los autónomos no tienen derecho a la jubilación anticipada forzosa por despido o por situación de crisis. Además, los trabajadores por cuenta ajena se pueden jubilar 4 años antes de la edad legal con al menos 33 años cotizados, requisitos que no corresponden con los que hemos visto anteriormente.

¿Merece la pena?

En realidad, depende del caso. En función del coeficiente reductor y de la pensión, podría ser una cuantía mayor o menor. Ya hemos visto cómo la pensión se podría reducir hasta un 21% en los casos más graves, algo que hará que el poder adquisitivo se reduzca.

Eso sí, hay que tener en cuenta que, si se jubila antes, va a percibir pensión durante más tiempo, además de ahorrarse también la cuota de autónomos de esos últimos años. Sin embargo, también podría darse el caso opuesto, donde el autónomo cierra un negocio exitoso y acaba perdiendo dinero.

Puede ser buena idea para personas que tengan un negocio de poca facturación y que compense poco, donde les salga más rentable perder algo de pensión que seguir cotizando. Además, sale más rentable en personas que tienen muchísimos años cotizados, tal y como hemos visto en los coeficientes de reducción.

De todos modos, esto es un tema muy personal. Lo mejor es que hagas números y compruebes si te sale mejor jubilarte antes o después, ya que cada caso puede ser muy distinto.