Algunas alternativas para no mentir en el currículum

Algunas alternativas para no mentir en el currículum

Algunas alternativas para no mentir en el currículum

Tener una profesión ya no es suficiente para conseguir un empleo. Cada vez más son las aptitudes y habilidades que las compañías exigen a la hora de contratar, lo que ha llevado a que muchas personas opten por mentir en el currículum.

Falsear en la hoja de vida es más común de lo que puedes imaginar y las consecuencias van desde un despido justificado hasta una acusación judicial por intrusismo profesional.

Tarde o temprano, los reclutadores y contratantes terminan por darse cuenta de que hemos exagerado para conseguir el puesto de trabajo que estaban ofertando, y es ahí, donde toda nuestra carrera profesional puede estar en juego.

De acuerdo con estudios hechos por diferentes consultoras, una de cada cuatro españoles han mentido, al menos una vez, en sus currículums; teniendo como razones principales las carencias profesionales, falta de competencias o el interés por tener un puesto de trabajo para el cual no están calificados.

Por la razón que sea, lo mejor es mostrar tus verdaderas capacidades académicas y laborales, pues, con una simple prueba o una entrevista personal, los reclutadores podrán enterarse de que les has mentido.

Mentiras más comunes en un currículum

Como te lo hemos contado antes, las exigencias para contratar a alguien, cada vez son mayores y esto hace que las personas tengan dos opciones. La primera es que estén en una constante preparación académica y la segunda, mentir.

Muchos optan por la segunda por ser más fácil, sin tener en cuenta que puede traer consecuencias que más adelante te contaremos.

Las mentiras más usuales se relacionan con algún idioma. Si la persona tiene un manejo básico del inglés, por ejemplo, tiende a exagerar diciendo que su dominio es intermedio.

El primer indicio de que está mintiendo es al no usar el Marco Común Europeo de Referencia, con escalas A1, A2, B1, B2, C1 y C2, para referirse a su nivel de experiencia en el idioma.

También es frecuente que mientan sobre los programas informáticos que se utilizan como Excel, Photoshop, Illustrator o de edición, entre otros.

Aumentar las funciones de trabajos anteriores, la experiencia laboral, la formación académica e, incluso, empresas inexistentes son otras de las mentiras más usuales.

Una de las principales motivaciones para buscar un nuevo trabajo, es lograr estabilidad económica y esto lleva a que muchas de las personas mientan sobre los salarios que ganaban en empleos anteriores.

Las referencias personales y laborales es donde se detecta la mayor cantidad de mentiras a la hora de revisar un curriculum. Por lo general siempre disponen de amigos o familiares que nada saben sobre las responsabilidades o experiencias que has tenido como trabajador.

Ahora bien, mentir no siempre es para exaltar habilidades que no se poseen. Hay quienes, por la necesidad de conseguir un trabajo, se ven obligados a omitir información sobre su preparación, y que así, los reclutadores no consideren que están sobrevalorados para el puesto al que postulan.

Qué pasa si mientes en tu currículum

Puede que mentir en tu currículum no tenga mayores consecuencias. Sin embargo, ten la seguridad de que los reclutadores lo notarán de manera inmediata, desestimando tu postulación para la vacante.

Si corres con la suerte de pasar desapercibido en el proceso de selección y eres contratado en el cargo, debes tener en consideración que si descubren tu falta, podrás ser despedido de manera justificada.

Esta destitución estará sustentada en el artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores, publicado el 23 de octubre del 2015 y que señala que la persona puede ser despedida de manera justificada cuando se produzca una «transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo».

«Maquillar» un currículum para ingresar al puesto de trabajo que se desea, no es lo más honesto y las consecuencias pueden acabar de un tirón con tu credibilidad laboral y con tu carrera profesional.

¿Es ilegal?

Si bien no hay una ley que se refiera de manera expresa a la ilegalidad de falsificar la información que se agrega a un currículum, este panorama cambia cuando alguno de los documentos que sustentan el CV, si es alterado.

Quien falsifique una titulación, una especialización o cualquier otro documento para demostrar conocimientos que no se tienen, está penado, de acuerdo con el artículo 392 del Código Penal español, con condenas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses.

De igual forma, cuando se comete intrusismo profesional, es decir, se realizan actos propios de una profesión sin poseer el título y la capacitación para ello, recibirá una multa de doce a veinticuatro meses y prisión de seis meses a dos años, de acuerdo con la gravedad del caso.

Hace algunos meses, en Madrid, detuvieron a un joven de 18 años que se hacía pasar por médico de emergencias, llegando, incluso, a contratar un servicio de ambulancia para asistir a enfermos en sus viviendas o trasladarlos a centros de salud.

La policía logró identificar un claro caso de intrusismo profesional que deberá ser sometido a juicio para determinar su condena.

Como puedes ver, no es lo mismo exagerar en tu nivel de inglés o en tu experiencia laboral que falsificar una titulación profesional.

Debes tener en cuenta, que si recibes o das ayuda para falsear un documento, esa persona estará sujeta a la misma pena por el delito de cooperación necesaria.

Consecuencias por mentir en el currÍculum vitae

Puede que falsear el curriculum vitae no te traiga consecuencias graves, siempre y cuando no pases del proceso de selección. Sin embargo, una vez dentro de la empresa, y si tu mentira se descubre, hay consecuencias que debes asumir.

El despido justificado es el más frecuente, tal y como ocurrió en el año 2011 en Extremadura, con un jefe de obra que mintió sobre su título de arquitectura técnica.

Otro caso registrado, que se relaciona de manera directa con la falsificación de un CV o de documentos, fue el de una mujer condenada por falsificar un certificado oficial de monitora de patinaje artístico. Este hecho ocurrió en Lleida en el año 2016.

Quienes deciden mentir en su currículum deben ser conscientes de que, una vez sean descubiertos, pueden ser demandados por los daños y perjuicios que se hayan generado a la empresa.

Aparentar algo que no eres siempre tendrá sus riesgos y, aunque puede que el mentir te funcione para ingresar a un trabajo, evitar el mal rato de ser descubierto.

Ser honesto siempre será lo mejor, presenta tus capacidades y logros de una manera creativa para que así consigas una oportunidad laboral sin tener la necesidad de asumir las consecuencias por mentir en el currículum. Deja que tu trabajo hable por ti.