Tarjetas bancarias para autónomos: productos específicos para este colectivo

tarjetas bancarias autonomos

tarjetas bancarias autonomos

tarjetas bancarias autonomos

No es la primera vez que en nuestro blog hablamos de los productos bancarios pensados para colectivos concretos. Sin embargo, dado que el de los autónomos está muy de moda por eso de que en emprender dicen que está el futuro, y por las muchas medidas que se están aprobando en principio para fomentar las altas dentro de este régimen, hoy queremos hacer una mención específica al tema. En este caso te hablamos de las tarjetas bancarias pensadas para los autónomos, que además, no son demasiado conocidas y pueden tener ventajas exclusivas que te estás perdiendo.

Antes de pasar a comentarte cuáles son las entidades que actualmente ofrecen en el mercado este tipo de tarjetas específicas para autónomos cabe señalar que llama la atención cómo publicitan un montón de productos y sin embargo, éstas opciones, apenas encuentran una promoción adecuada para darlas a conocer entre el target concreto. No sé muy bien si se debe al bajo interés por parte del colectivo (cosa que me resulta extraña si realmente ofrecen beneficios extras) o por el hecho de que los autónomos casi siempre son los grandes olvidados y en el caso de los bancos no se marca ninguna excepción.

Tarjetas para autónomos: entidades que las ofrecen

Las que mencionamos a continuación son las actuales ofertas específicas para autónomos en el mundo de las tarjetas bancarias. En algunos casos, sí existen beneficios extras que pueden ser útiles para quién ejerce una profesión por cuenta propia. En otros casos, se quedan como meras nomenclaturas que no aportan ninguna ventaja añadida.

  • En el caso de Bankia, el nombre que recibe la tarjeta es Tarjeta de Crédito Profesional. Entre las ventajas están las coberturas en informática y la asistencia legal.
  • La entidad Kutxabank ofrece la tarjeta e-business. Desde ella se pueden controlar los pagos y personalizarlos. En todo lo demás, funciona como una de las tarjetas convencionales del banco.
  • Por su parte, Santander apuesta a la Tarjeta Santander Advance que se ofrece con unas características similares a las de las tarjetas de empresa. Ofrece bonificaciones, facilidades de pago y no tiene cuota de emisión.
  • Respecto a la oferta de CatalunyaCaixa nos encontramos con la opción Visa Business Débito. Con ella se obtiene un extracto en el que los gastos se agrupan por sectores de actividad facilitando la gestión contable. No tiene demasiadas ventajas extras.
  • La Tarjeta MasterCard Profesional Solred es la apuesta para los autónomos del Banco Popular. Hay seguros y servicios gratuitos y además se ofrece crédito preferente. Las opciones de financiación que presenta resultan interesantes.
  • ING Direct apuesta por los autónomos con la Tarjeta Negocios. No existen comisiones de ningún tipo y se ofrecen plásticos adicionales para los empleados por solo 25 euros al año.
  • Tarjeta Negocios también es el nombre elegido por BBVA. En este caso se ofrecen opciones de crédito preferencial y varios métodos de pago.

 

Como has podido ver, actualmente hay varios bancos que tienen productos específicos para el colectivo de los autónomos. Sin embargo, antes de contratar las opciones que nos ofrecen hay que valorar si realmente merecen la pena frente a productos genéricos. En ocasiones, desde A Fin de Mes hemos denunciado el hecho de que algunos servicios que se ofrecen como únicos y exclusivos no son mejores que los que se ofrecen en el mercado común. Sin embargo, a veces funciona su gancho y consiguen hacer nuevos clientes gracias a ellos. Así que, en ese sentido, ojo con contratar solo porque parezca interesante que ponga la etiqueta de "para autónomos".

Por otro lado, dado que las tarjetas para autónomos requieren de una cuenta bancaria vinculada, te recomendamos te informes en tu propia entidad sobre los productos específicos que ofrecen. Si quieres abrir otra cuenta, no lo hagas solo por estos productos específicos ya que podríamos estar hablando de tener que asumir nuevas comisiones de mantenimiento y de otro tipo sin haberlas estudiado previamente. Casi siempre conviene negociar con el banco cada caso particular, ya que no siempre todo lo que se ofrece ha sido promocionado y además, las propias sucursales tienen políticas activas con las que poder negociar hasta cierto punto las condiciones particulares. Si aún así nada te convence, quizás te interese echar un vistazo a las mejores cuentas sin comisiones, porque si no vas a obtener ninguna ventaja por ser autónomo, entonces mejor no pagar nada por ellas.