Los autónomos pagarán más en la Seguridad Social en 2015

autonomos cuota

autonomos

autonomos cuota

Los autónomos son uno de esos colectivos a los que prácticamente nadie representa. La patronal se queda con las empresas. Los sindicatos con los trabajadores. Y los demás estamos en el medio de una ecuación sin tener muy claro si somos más de lo uno o de lo otro. Pero sea como sea, siempre pagamos los platos rotos. Aún a pesar de contar con muchos menos privilegios y derechos que los trabajadores; y sin los beneficios fiscales de los que se aprovechan muchas empresas, acaban pagando su condición en las medidas fiscales que se aprueban y se hacen públicas a bombo y platillo, o que se intentan colar en decretos más amplios pasando desapercibidas.

La última de esas es precisamente de la que te queremos hablar hoy. De hecho, si recuerdas que hace unos días la noticia era precisamente la de los Presupuestos del Estado para el 2014 y todos hablaban de las partidas de cada ministerio y se asombraban de lo poco que le quedaba a Empleo, o del aumento en el caso de Fomento, a nadie se le ocurrió mirar a fondo el documento en el que se volvía a hacer daño al colectivo de los autónomos. A esos que luego elogian como los grandes emprendedores, pero cuya factura fiscal, como han denunciado muchas de las asociaciones relacionadas, es insostenible.

Así, resulta que a lo tonto, los autónomos pagarán más en la Seguridad Social en 2015. Y evidentemente no nos lo venden como una subida de impuestos, ni como un afán recaudatorio. Esto es simplemente una subida en la base reguladora equivalente a un 1%. Es decir, que nos pagarán más llegado el momento de la jubilación.Pero tras ello se esconde que a partir de ahora, con una base de alrededor de 884 euros, la factura mensual de pagar la cuota de la seguridad social subirá más de 2 euros. Una cifra insignificante para muchos, pero que si se le suma a los aumentos del 1% en 2013, del casi 2% en 2014, y al hecho de que muchos autónomos no ingresan esos 884 euros al mes, hace que el colectivo vuelva a sufrir la presión fiscal que hace que busque otras vías y se pase a la economía sumergida.

De hecho, hay que recordar que una parte de esos más de tres millones de autónomos, ingresan menos de 12.000 euros anuales, lo que supone que entre el IRPF, el IVA y esta subida, les sería ya prácticamente imposible vivir de lo que ganan con el desarrollo de la actividad. Eso sí, de esto no se habla, porque el susto nos lo reservan para la factura de enero.

Imagen: Universidad EAFIT