Los 10 productos que más han subido con una inflación disparada en España

Subida IPC productos

Subida IPC productos

Subida IPC productos

El IPC o Índice de Precios al Consumo está disparado, con un 10,2% en junio, siendo la más alta en 37 años. Eso provoca que tengas que gastarte un 10% más para tener el mismo nivel de vida que hace un año, una preocupación que afecta a muchas familias, ya que los salarios rara vez han conseguido esa subida del 10% (y los que lo han conseguido, seguramente tengan la subida ya para el año que viene).

Eso sí, el IPC afecta a más de 200 productos, así que ha subido de forma desigual. Algunos se han disparado, mientras que otros se han mantenido o incluso han bajado ligeramente. Vamos a ver cómo funcionan para comprobar cuáles son los que más han subido y así saber dónde tienes que ahorrar.

Así ha subido el IPC

El IPC ha subido de forma totalmente desigual, con una gran subida de todos los combustibles, ya sea para calentarse o para transportarse, además de la energía. Por otro lado, ha subido mucho la alimentación y la hostelería, seguido de muebles o reparaciones de vivienda.

La luz y el gas, lo que más ha subido

Lo que más ha subido es la electricidad y el gas, con una subida de un 39,9%. Aquí incluimos básicamente los hidrocarburos licuados como el propano y butano, que subieron un 33,4%. Además, la factura de la luz en el mercado regulado subió un 33,4%.

El transporte en segundo lugar

En segundo lugar, ha subido el transporte, con un 19,2% total de subida, debido a la subida de los combustibles. Los combustibles líquidos subieron un 104,1%, con un 42,7% de subida del diésel y un 34,4% de la gasolina. Lo peor del transporte es que encarece todo lo demás, ya que la mayoría de productos de consumo hay que llevarlos de un sitio a otro.

Eso sí, por lo menos han bajado de precio los parquímetros, peajes y aparcamientos públicos, ya que cuestan un 20,4% menos. Además, hay una ligera bajada del transporte combinado de pasajeros, con un 0,8% de bajada. El tren por su parte mantiene los precios del año pasado.

Los alimentos y bebidas, que representan el 23% del IPC, subieron un 12,9%

Los alimentos y las bebidas van terceros, con una subida del 12,9%. Esta subida es desigual, destacando la del aceite. El aceite de oliva subió un 27,2%, mientras que otros aceites comestibles se dispararon un 87,5% probablemente debido a la guerra de Ucrania.

La subida del aceite, combinada con la de otros alimentos, encarece todo. Por ejemplo, hacer una tortilla de patatas para cuatro cuesta un 19,8% más.

Restaurantes, hoteles, reparación de vivienda y muebles lo siguen

Después de eso, nos encontramos con la restauración, con un 7,2% de subida. Le siguen el sector de las reformas y los muebles, subiendo un 6,8% la reparación de viviendas y un 6,5% la de los muebles.

La restauración incluye ir a hoteles, a bares y restaurantes. Ahora salir a desayunar fuera cuesta un 15,6% (9,7% si es salado), un 5,1% tomar cañas y un 6,9% salir a cenar fuera. Por otro lado, los hoteles se han disparado hasta un 45%.

Lo finalizan el alcohol y el tabaco, el ocio y cultura, el calzado, el agua y otros productos

El alcohol y el tabaco, es decir, los vicios, han subido un 4,1%, subiendo también un 3,1% el ocio y la cultura, un 2,4% el vestido y el calzado y un 1,9% el agua. Además, el IPC señala que otros productos vieron un 3,6%.

Habría que añadir ligeras subidas del 1,4% en alquiler, 1,2% enseñanza y 1,1% enbsanidad. Lo único que ha bajado son las prendas de vestir para niños y bebés, que cuestan un 1,5% menos, unido a la bajada del 0,1% de las gafas y lentes de contacto.

Las comunicaciones han bajado ligeramente

Por suerte, no todo es negativo, ya que hay un grupo que ha bajado ligeramente. Aquí se incluye el sector de las comunicaciones y la informática.

Eso incluye los ordenadores y los teléfonos móviles, los cuales han bajado debido al fin de la crisis de suministros y a la crisis de las criptomonedas, que ha hecho caer el precio de las tarjetas gráficas de minería.

Los ordenadores bajaron un 3,1%, las televisiones un 3,7%, los teléfonos un 5,7%, siendo lo que más ha bajado en el último año. Asimismo, los servicios de telefonía móvil bajaron un 1,3% su precio.