Consejos prácticos para ahorrar en gas

ahorro gas

ahorro gas

En medio de la guerra ruso-ucraniana, ahorrar en gas se ha hecho difícil. Más del 41 % del gas que se consume en Europa proviene de Rusia.

Además, la mayoría de gasoductos por los que se transporta el combustible doméstico, pasan por territorio ucraniano.

El conflicto entre Rusia y Ucrania no solo revive la época de las guerras europeas, también tiene una incidencia directa en el bolsillo. En toda Europa, servicios como la electricidad y el gas han experimentado un aumento en sus tarifas.

España, a pesar de ser considerada una “isla energética”, no escapa a esta situación. La Agencia Internacional de la Energía (IEA) estimó, en julio pasado, que al cierre del 2022, el precio del gas se podría sextuplicar. La guerra ruso-ucraniana y la búsqueda de nuevos mercados también tendría influencia en este incremento.

El gas es vital en la cotidianidad de los españoles. En casa se utiliza para la calefacción, el aire acondicionado, el agua caliente sanitaria; en la cocción de alimentos, entre otros usos.

En comparación con julio, los costes de gas en España subieron en un 9,11 % la TUR1 (la tarifa más barata) y en 9,59 % en el caso de la TUR2, la modalidad para consumos medios que incluye el gasto por calefacción. Esto, de acuerdo con la última revisión hecha por el gobierno para los meses de octubre, noviembre y diciembre.

Este es un servicio del que no se puede prescindir y, por esta razón, aunque es uno de los tipos de energía más baratos, incide en la economía del hogar. Aquí te contamos qué puedes hacer para ahorrarte unos cuantos euros en la facturación de fin de mes.

¿Qué gasta más gas en una casa?

Uno de los equipos que más consumo de gas requiere es la calefacción. Y es que, a las puertas de la temporada de invierno, no podemos imaginarnos sin un calefactor que nos abrigue de las frías temperaturas del exterior.

El Informe Spahousec II del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), señala que el consumo promedio de gas natural en una casa española es de 5.097 kilovatio hora (kWh) al año. Ahora, si esta vivienda cuenta con calefacción, calentador de agua y cocina a gas, el consumo medio de gas anual asciende a 7.921 kWh.

De este gasto total, más del 47 % es para calefacción, el 42,8 % para agua caliente sanitaria y el 10,9 % se utiliza en la cocina.

Como puedes ver, mantenerte calentito es lo que más nos genera un incremento en la factura del gas.

Las horas más baratas de gas

A diferencia de la electricidad, que, de acuerdo con la hora, el coste puede ser mayor o menor, con el gas en España hay dos tarifas. Un término fijo que se establece por solo estar conectado a la red gasífera sin importar si se consume o no, y un término de consumo, determinado con base en los kWh de gas que se hayan gastado a lo largo del periodo de facturación.

Es así como el precio de la factura de gas, dependerá del consumo que se tenga y, a su vez, lo determina el tamaño de la vivienda, el número de habitantes e, incluso, el clima y ubicación del inmueble.

Qué podemos hacer para ahorrar en la factura del gas

El gas es uno de los combustibles más económicos si se compara con la electricidad o con la gasolina. Pero, si de ahorrar en gas se trata, aquí te traemos algunos consejos que te permitirán disminuir el monto total de tu facturación:

  • Lo primero que se recomienda es comparar los costes de las compañías que ofrecen el servicio, eso permitirá hacerte una idea y tomar la mejor decisión.
  • Revisar tuberías y conexiones para percatarse de que no existan fugas. Esta verificación se realiza a través de una Inspección Periódica Obligatoria de gas natural.
  • No cubras los radiadores, pues esto implica que requerirá de un mayor consumo de energía.
  • El uso de termostatos inteligentes ha cobrado fuerza entre los consumidores españoles. La opción de regular la temperatura o programar la hora de encendido y apagado, resulta en una buena inversión.
  • Durante los meses fríos, es necesario mantener el calor dentro de la casa, pero también se debe ventilar. Para evitar pérdida excesiva de temperatura, es recomendable airear por máximo 15 minutos durante las horas más cálidas del día para así, disminuir la pérdida de calor.
  • En cuanto al agua caliente sanitaria, a mayor temperatura, mayor es el consumo de energía. Por esto, si quieres ahorrar en costes, se hace necesario graduar a una temperatura acorde.
  • Al lavar la ropa, utilizar agua fría o con una temperatura que no supere los 30 grados es una opción que beneficia la economía del hogar.
  • Otra forma de ahorrar en gas es, a la hora de cocinar, hacerlo en las ollas o recipientes adecuados y usar tapas para acelerar el proceso de cocción.
  • En el fregadero, te ayudará tener un grifo monomando, dejándolo siempre del lado del agua fría (derecho).

Estos prácticos consejos te ayudarán a disminuir el monto de facturación pues, al final, todo suma.

Cómo se debe poner la calefacción para gastar menos

Ya vimos como el calefactor representa más del 47 % del consumo de gas en España.

Una opción para disminuir este impacto es bajar uno o dos grados la calefacción. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), establece que una temperatura entre los 19 y 20 grados centígrados resulta apropiada y confortable para estar en el hogar. Cada grado menos disminuye en un 8 % el consumo de gas.

Además, el Miteco recomienda dejar sin calefacción zonas que no lo requieran como el trastero o la despensa.

Apagar el calefactor durante la noche o cuando no se esté en casa permitirá economizar en gas entre un 10 y un 20 % del consumo total.

A inicios de octubre, España lanzó el plan de contingencia para ahorrar en gas que contempla 73 medidas que tienen, como objetivo central, cumplir con la reducción del 7 % de consumo de energía adquirido con la Comisión Europea y reducir el consumo de gas entre un 5,1 % y un 13,5 % entre agosto de 2022 y marzo de 2023. Desde casa, podemos contribuir para lograr la meta.