5 errores comunes que cometen los Autónomos al darse de alta

autonomos

autonomos

autonomos

En muchas ocasiones hemos criticado desde A Fin de Mes la falta de conocimientos que tienen los ciudadanos de a pie para enfrentarse a trámites habituales en su vida diaria. Aunque existen organismos que pueden orientarles, no resulta lógico que con una formación superior se carezca de estas herramientas. Precisamente porque en muchas ocasiones la Administración pide que se lleven a cabo solicitudes que nadie ha enseñado antes a hacer, hoy queremos hablarle a aquellos que están pensando en convertirse próximamente en autónomos. En su caso, es conveniente evitar algunos de los errores más comunes al darse de alta como tal.

Los que te vamos a mostrar a continuación son algunos de los errores más comunes que cometen los autónomos en sus trámites iniciales. Si bien muchos pueden solucionarse con una declaración complementaria, en otros casos el error puede costar caro más adelante, bien porque la Agencia Tributaria lo entiende como un intento de fraude, bien porque se limitan las posibilidades del propio autónomo en su actividad. ¿Quieres evitar equivocarte al darte de alta como autónomo? ¡Pues toma nota!

Errores comunes que debes evitar al darte de alta como autónomo

  1. Olvidarse del paro: en nuestro blog A Fin de Mes hemos hablado de las nuevas medidas económicas que se aprobaron como la reforma de la ley del trabajo autónomo a las que hay que estar muy atentos antes de dar ningún paso y constituirse como autónomo. Particularmente, una de las cuestiones que más problemas suscita porque te hace perder dinero es la que tiene quye ver con la falta de capitalización del desempleo. Antes de montar tu actividad, si tenías derecho a paro, podrías pedirle al gobierno que te de en un solo plazo todo el importe para poder iniciarla con mayor holgura.
  2. Equivocarse de epígrafe: cuando vas a darte de alta como autónomo debes seleccionar uno de los epígrafes de actividades disponibles para poder tramitar tu solicitud. Muchos de ellos podrían parecerse demasiado como para generar serias confusiones. Antes de quedarte con uno de ellos analiza tu actividad actual, así como la futura, para que esa calificación no vaya a impedirte seguir creciendo dentro de tu negocio. En todo caso, debes saber que si te equivocas es posible darse de alta en más de un epígrafe o solicitar un cambio con posterioridad al alta como autónomo.
  3. Declarar la superficie de la casa afecta a la actividad: son cada vez más los autónomos que deciden montarse por su cuenta en su propia casa. Es a ellos a quien le afecta el hecho de declarar el % de la vivienda que van a utilizar para el desarrollo de la actividad económica con el objetivo de que Hacienda pueda luego revisar los cálculos correspondientes a las liquidaciones y a los gastos presentados.
  4. El método de tributación: aunque con la reforma fiscal se ha reducido el número de autónomos que se pueden acoger al régimen de módulos, siguen existiendo campos en los que se puede decidir si es mejor hacer cuentas trimestralmente e ingresar una parte de lo que se gana, o directamente pagar un fijo mensual que simplifique todas las operaciones. Esta es quizás una de las cuestiones más difíciles de saber en un primer momento y te aconsejo que si tienes dudas hagas la cuenta siguiendo las bases de la normativa o consultando a un asesor que te pueda ayudar.
  5. La base de cotización: antes de darte de alta como autónomo debes seleccionar una base de cotización a la Seguridad Social. La mayoría cotiza por la mínima, pero si te equivocas en este punto solo podrás hacer la correspondiente modificación dos veces al año y esperar hasta que la Seguridad Social la aplique.

Los que te hemos mencionado hoy son solo algunos de los errores más habituales que se comenten al solicitar el alta como autónomo. Sin embargo, si tienes dudas, te recomiendo que las resuelvas con un gestor o asesor de confianza, así como que acudas a las oficinas de Hacienda para asegurarte de que estás rellenando todos los papeles de forma correcta. En Internet, en la propia página de la Agencia Tributaria y en blogs relacionados, también encontrarás info de utilidad para resolver otros problemas menos frecuentes.