Los mejores lugares para visitar en la Polinesia Francesa

Los mejores lugares para visitar en la Polinesia Francesa

Los mejores lugares para visitar en la Polinesia Francesa

Aguas turquesas, playas infinitas de arena blanca, palmeras por doquier y paisajes que parecen pintados por el mismísimo Paul Gauguin. Visitar la Polinesia Francesa es el sueño de miles de personas que cada año llegan al archipiélago para disfrutar de uno de los lugares más hermosos del mundo.

Todo este paisaje de playa contrasta de manera perfecta con valles y cascadas, imponentes montañas, bosques y una extraordinaria riqueza cultural y gastronómica. Un auténtico paraíso donde, además, puedes practicar snorkel, buceo o paddle board.

Ya sea en las Islas de la Sociedad, las Marquesas, Australes, Tuamotu o Gambier, en la Polinesia Francesa no tendrás tiempo para aburrirte.

Este archipiélago, perteneciente a Francia, cuenta con 118 islas y atolones, de los cuales, 67 están habitados.

En la actualidad goza de cierta autonomía en su moneda (Francos Polinesios), un presidente y algunas concesiones políticas y regulaciones legales diferentes, todo esto sin dejar de ser un territorio francés.

Si visitar la Polinesia Francesa está dentro de tus planes, de mayo a octubre es el mejor momento para ir; pero, si aún no te terminas de convencer, con este post lo vamos a lograr, así que ve alistando las maletas.

¿Qué diferencia hay entre Polinesia y Polinesia Francesa?

Hablar de la Polinesia y de la Polinesia Francesa no es lo mismo; y es algo que debes saber antes de armar tu itinerario.

La primera es una agrupación de más de mil islas ubicadas en el pacífico meridional y central. Algunas son autónomas como Samoa, Tuvalu y Tonga, mientras que otras dependen de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Chile, Kiribati, Reino Unido y Francia.

Su nombre proviene del griego polí='muchos/as', y nesi='isla'.

Por su parte, la Polinesia Francesa es un territorio conformado por 5 archipiélagos que, a su vez, reúne 118 islas y atolones ubicados en el Pacífico sur. Su administración depende de Francia aunque, desde los años 80, tiene autonomía en algunos de sus aspectos políticos y administrativos.

La Polinesia es un territorio tan desconocido y tribal, que resulta atractivo para millones de viajeros cada año, quienes se dejan hipnotizar con unos paisajes paradisíacos que van desde el nivel del mar, hasta altas montañas que superan los dos mil metros de altura.

En el caso de la Polinesia Francesa, muchos visitantes se limitan a Tahití y Bora Bora, sin tener en consideración que las postales que se pueden conseguir en cada uno de los archipiélagos son, en algunos casos, tan opuestos que no te dejarán indiferente.

¿Qué idioma se habla en la Polinesia Francesa?

Aunque el idioma oficial y más utilizado es el francés, se hablan, al menos, 7 lenguas polinesias más: tahitiano, austral, ra'ivavae, rapa, mangarévien, pa'umotu y marquesan.

De estos idiomas y dialectos, el tahitiano se imparte en los centros educativos y escuelas, desde párvulos hasta las universidades. Y, de acuerdo con la Asamblea de la Polinesia Francesa, puede ser reemplazado para enseñar alguna de las otras lenguas.

En un censo realizado por el Instituto de Estadística de la Polinesia Francesa (ISPF) en el año 2012, el 94,9 % de las personas mayores de 15 años, podían entender, hablar, leer y escribir francés. Mientras que, el 73,5 % de estas personas, dominaban algún idioma polinesio.

Si tu plan es visitar la Polinesia Francesa, en zonas turísticas puedes comunicarte sin problemas en inglés. Aunque, no está de más que manejes unas cuantas palabras del francés que resultarán de gran ayuda.

Lugares populares de la Polinesia Francesa

Los 5 archipiélagos que conforman la Polinesia Francesa tienen mucho para mostrar. Su diversidad cultural varía en cada uno de sus territorios, con tradiciones de más de 2000 años de antigüedad.

Entre los lugares más populares de este conjunto de islas se encuentra Tahití y Bora Bora, pero esto no quiere decir que sea lo único que hay para visitar.

Uno de los paisajes más hermosos es la isla de Moorea, a la cual se puede acceder en Ferry desde Tahití o en avión. Es reconocida por sus verdes valles y por el avistamiento, durante todo el año, de ballenas.

Posee playas de exótica y de encantadora belleza, de arena blanca y de aguas cristalinas. En esta isla también se encuentra la famosa Bahía de Cook.

Una de las islas menos visitada es Maupiti, esto es una ventaja que sus cerca de 1300 habitantes, han sabido aprovechar para comenzar la construcción de complejos hoteleros para albergar a quienes visitan la isla para cruzar el “Paso de los tiburones bebés”.

Maupiti también se considera un santuario de aves marinas.

Huahine es la opción perfecta si te quieres adentrar en la cultura polinesia. Es un territorio casi inexplorado que pasa desapercibido para muchos turistas. Esta isla es conocida como el Jardín del Edén por su amplia vegetación y preciosas playas vacías.

Entre las islas Tuamotu en la Polinesia Francesa, Rangiroa es la que más turismo recibe. Aquí puedes nadar con delfines, practicar Snorkel, visitar el pueblo de Avatoru y disfrutar de un show de danzas tradicionales.

Las islas Tuamotu son ideales para bucear, descansar y disfrutar al máximo de la experiencia que ofrece la Polinesia Francesa.

En Papeete, capital de la Polinesia Francesa, se ubica el Jardín Paofai, un espacio ideal para disfrutar en familia que recoge plantas de los 5 archipiélagos que componen el territorio francés en ultramar.

No podemos dejar por fuera a la isla más famosa del archipiélago y considerada la joya de la Polinesia Francesa, Bora Bora.

Cada año recibe a más de 20 mil turistas. Uno de sus principales atractivos son los over the water o construcciones sobre el agua.

Bora Bora es el destino casi obligatorio para una luna de miel o escapadas románticas de aniversario. No por nada es llamada como "el paraíso para viajar y soñar en pareja".

Además, forma parte del top ten de las islas más bonitas del mundo.

Esto, sin duda, es solo una pequeña muestra de lo que puedes ver y disfrutar en la Polinesia Francesa. Viajar, visitar y descubrir un territorio casi virgen, de seguro será uno de los mejores planes que harás en tu vida.

Vuelos entre la Polinesia Francesa

Desde España, la ruta más frecuente para viajar a la Polinesia Francesa es la de Barcelona- Papeete, con una duración de vuelo cercana a las 27 horas.

Se pueden conseguir vuelos que van desde los 659 euros solo de ida, hasta los 1810 €. Todo dependerá de las escalas, la ruta y la aerolínea; pudiendo escoger entre Delta Air Lines, Iberia Airlines, United Airlines, Air France o Air Caraïbes.

La frecuencia de los vuelos dependerá también de la compañía que elijas para hacer tu viaje, pero, por lo general, realizan un viaje a la semana.

Ahora que ya conoces todo lo necesario para formar tu itinerario, anímate a descubrir los mejores lugares para visitar en la Polinesia Francesa, estamos seguros de que lo disfrutarás al máximo. Ya sea en plan familiar o en pareja, será una experiencia inolvidable.