Las 10 mejores cosas que puedes hacer en Nueva York

new-york-1587558_1920

Viajar a Nueva York es algo que todos tenemos en nuestra lista de planes, así que es muy posible que tú ya te encuentres a punto de emprender este viaje. Si ese es el caso, necesitarás conocer las 10 mejores cosas que puedes hacer en Nueva York, una selección que hemos preparado para ti con distintas ideas en las que hemos intentado incorporar un poco de todo.

1. Relajarse un día en Central Park

Hay pocos sitios de Nueva York que sean tan icónicos como Central Park. Has visto este lugar en decenas de películas y series de televisión y es muy probable que te lo conozcas casi al dedillo incluso sin haber estado nunca allí. Lo que más te sorprenderá de Central Park es que no es un simple parque. En realidad, la cantidad de cosas que puedes hacer en este sitio es tan elevada que necesitarías posiblemente casi una semana para llegar a exprimirlo a fondo.
Por ello, Central Park es obligatorio. Puedes caminar, relajarte en el césped, pasar el rato en uno de sus lagos, ver exposiciones, actuaciones en vivo de artistas o participar en una de las muchas actividades deportivas que se pueden practicar en su interior.

2. Sentirte como en una película en Rockefeller Center

Nueva York es cine en estado puro. Seguro que hasta el último rincón de la ciudad ha aparecido en alguna película o serie de televisión. Por ello, hay toneladas de lugares que nos hacen sentirnos como si estuviéramos dentro de una película. Pero uno de los mejores para ello, sobre todo en Navidad, es el Rockefeller Center, el cual se encuentra formado por un grupo de casi 20 edificios.
Durante el periodo de las Navidades es cuando mejores fotos vas a poder hacerte. La pista de patinaje, por ejemplo, y el árbol de Navidad, son dos elementos clave de la cultura neoyorkina. Asimismo, en cualquier momento del año, es recomendable hacerse una foto en la estatua de Atlas, la cual ha aparecido en todo tipo de películas.

3. Ver un musical en Broadway

Es otro de los planes que no deberías dejar de lado. Es recomendable que tengas un buen oído para el inglés o que te limites a disfrutar del espectáculo. Puedes elegir una obra u otra dependiendo de ello. Hay tres obras que se consideran las que todo el mundo debe ver y que siempre están en cartel: El rey león, Chicago y El fantasma de la ópera. Al margen de estas, hay una gran cantidad de musicales adicionales que generan gran interés y entre los que seguro que encuentras alguno que te atraiga.

4. Hacerte unas fotos en Times Square

Hoy día es otro de los lugares más icónicos de Nueva York y se caracteriza por su gran cantidad de luz, por su limpieza y por la forma en la que da la bienvenida a los turistas a lo grande. Las pantallas LED han sido el relevo generacional de los carteles con luces de neón y, aunque se echan de menos algunos de los elementos de décadas del pasado, lo cierto es que resulta un lugar excelente.

5. Ver obras en el Museo Metropolitano de Arte

No son pocos los museos que resultan imprescindibles en Nueva York, pero el metropolitano debería estar en lo más alto de tu lista. Se realizan excelentes exposiciones y además hay una colección de miles de obras que reúne creaciones de prácticamente todas las zonas del mundo y distintos momentos históricos. Al entrar en el museo se te proporcionan tantas oportunidades de disfrute, que necesitarás mucho tiempo para llegar a verlo y explorarlo todo.

6. Subir al Empire State Building

Si te gustan las vistas desde zonas altas, no te puedes perder la oportunidad de subir al Empire State Building. Tiene varios observatorios. El principal, el cual se encuentra en la planta 86, está abierto hasta las 2 de la madrugada, lo que te garantiza tener unas de esas vistas nocturnas que no olvidarás. Por su lado, también hay un observatorio abierto que está en la planta 102.

7. Saludar a la Estatua de la Libertad

Reserva plaza por adelantado para que no tengas que hacer cola o quedarte con las ganas de subir a la corona. Hay mucho trabajo en el proceso previo, sobre todo porque también se encuentran disponibles tickets que, por ejemplo, te permiten saltarte el grueso de la cola. Además, ten en cuenta que llegar hasta la Estatua de la Libertad, algo para lo cual necesitas ferry, no es un viaje tan emocionante como se pueda imaginar. Pero el recuerdo merecerá la pena.

8. Leer en la Biblioteca Pública de Nueva York

Sus largas mesas cautivan al instante. Es un escenario habitual de la ciudad y de muchas películas y reúne una colección de miles y miles de libros. Fíjate bien en su arquitectura y en todo lo que congrega en su interior. No te leas un libro entero, pero al menos, lee un par de páginas de tu libro preferido para que guardes la visita con más cariño.

9. Pasa un día en Coney Island

Antiguamente era el lugar al que los neoyorkinos se iban a desconectar. Ha cambiado y ha perdido su importancia a lo largo del tiempo, pero sigue siendo un sitio lleno de encanto. Te recomendamos irte a su parque de atracciones y montarte en la montaña rusa Cyclone, una de las más antiguas de la historia a la vista de que se construyó en 1927.

10. Recorre lugares icónicos

Hay muchos sitios de Nueva York por los que te gustará pasear. Por ejemplo, Greenwich Village o la zona de Brooklyn Heights. Y anota varias últimas recomendaciones: la Catedral de San Patrick, el Madison Square Garden y el Museo Americano de Historia Natural.