El muro de John Lennon en Praga, una pared cargada de historia

5854223117_d7849f182b_b


Praga es una capital europea llena de encanto y de atractivos por visitar, pero si eres amante de los Beatles hay un sitio en particular que no podrás dejar de conocer: el muro de John Lennon, o mejor dicho, íntegramente dedicado a este cantante y compositor que ha hecho historia, y de la buena. Ver más ofertas de vuelos.
¿Dónde se encuentra? En pleno centro, podrás encontrar esta legendaria pared en el mismo ceorazón de la ciudad, en la plaza del Gran Priorato, cerca de la embajada gala, y comenzó a gestarse por la década del 80 como una manifestación de arte urbano y de expresión ante un régimen por entonces comunista.
Es que la figura de Lennon sirvió de inspiración a muchos jóvenes de aquellos años de opresión, y sin embargo, nunca llegó a visitar Praga. Durante aquella época hubo incluso enfrentamientos entre los que se auto denominaban 'lennonistas' y la policía, y muchos de ellos terminaron incluso tras las rejas.

Si bien estos jóvenes eran considerados subversivos e iban en contra de lo permitido, se la seguían ingeniando para llegar a esta pared por las noches y dejar plasmada su inscripción o graffiti, por eso el valor de este muro va más allá incluso del meramente musical, marca toda una época convulsa de la ciudad y el país.
Hasta fines del siglo pasado, esta pared contenía aún varias leyendas anti comunistas, pero en 1998 se inició una tarea de reconstrucción, ya que se consideró que se trataba de una pared legendaria que había sido 'socavada' adrede por locales y turistas para llevarse algún trozo de recuerdo.
Tras ser recubierta por una capa de cemento, se convocó a jóvenes y artistas callejeros a repintarla, aunque ya no tuvo el mismo tono que antes: no fueron los jóvenes de entonces, con su espíritu entre pacifista y anarquista, los que plasmaron allí sus ideales, sino que se pintó allí símbolos más clásicos de la era hippie, flores, colores, frases de Lennon y extractos de sus canciones.
De todos modos, y con el paso del tiempo la pared se siguió cubriendo de leyendas y graffiti ya si espontáneos, de jóvenes y gente en general que se fue acercando. No faltará tampoco alguna inscripción fuera de "tema", pero, a decir verdad sí valdrá la pena la visita de este legendario muro en Praga, y más si se es seguidor de Lennon y de los cuatro de Liverpool.
Foto: spool32