Central Park, un lugar donde consumar el amor

Amor

AmorCentral Park es un lugar de referencia para consumir el amor.

Visitar Nueva York tiene muchos alicientes. Ver con tus propios ojos esos increíbles rascacielos, caminar por la increíble zona publicitaria de Times Square, fotografiar la estatua de la libertad, cruzar sus enormes puentes o conocer la cultura americana son algunos de los motivos que pueden hacernos decantar por este destino turístico. Pero desde que Marsha Normandy y Joseph St. James escribieran el libro '101 lugares donde practicar sexo antes de morir', podemos encontrar al menos un motivo más. Y es que Nueva York entra dentro de la lista.

Amor

Central Park es un lugar de referencia para consumir el amor.


Frente a la rutina, estos autores han decidido echar imaginación a las relaciones entre parejas y se han atrevido con una lista ingeniosa de lugares exóticos, románticos e insuales donde practicar el amor. La idea es cumplir con cada uno de ellos y descubrir lo morboso de cada lugar propuesto. Y no puedes morir antes de conseguirlo. A falta de luces, el libro ofrece todo tipo de propuestas: desde la cabina telefónica, hasta el el coche o el ascensor. Y si es cuestión de viajar, entonces la Gran Manzana es sitio por excelencia.
En concreto lo es Central Park. Si tienes la oportunidad de tomarte unas vacaciones, escápate a Nueva York, visita los rincones más famosos y bonitos de la ciudad, pero no te olvides de pasear por Central Park. Y es que el carrusel, el estanque de Harlem Meer y los jardines de la Quinta Avenida tienen muchas posibilidades para consumar un encuentro sexual. Arriesgado, pero divertido. Sino, siempre nos quedará alquilar un bote, remar unos metros y adentrarnos en mitad del lago para disfrutar de la vista de la Quinta Avenida y del horizonte urbano de Central Park West. Esta puede ser una ocasión perfecta para cumplir tu misión. Eso sí, no olvides que muchas parejas se toman fotos de boda junto al lago y no te conviene quedar inmortalizado de forma indecorosa en el recuerdo ajeno de nadie.
El catálogo de lugares donde hacer el amor puede llegar a ser infinito y no hay nada mejor que la propia creatividad de cada uno para proponer nuevos y sugerentes sitios a tu pareja. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de no entrar en la monotonía ni en la rutina de una relación, sino mantener encendida esa chispa de pasión con la que se inicia una pareja de recién enamorados. Hacer una locura de vez en cuando puede ser positivo, siempre que no seamos detenidos en el intento. Si no se te ocurre nada, ya sabes, ¡Central Park es lugar de referencia!
Foto: El Jim