Final de Kiev: Hay vuelos disponibles, hoteles asequibles y entradas ‘baratas’

Sucede todos los años y éste no iba a ser menos. La desinformación de muchos medios que ha hecho creer que sería imposible acudir a la final de la Champions de Kiev ha vuelto a quedar clara. Y es que sólo una o dos semanas después de que leyéramos en algunos sitios de que no quedaba ninguna plaza hotelera y que dormir en Ucrania costaba 3.000 euros, que los viajes estaban a casi 1.500 euros y que el precio de la reventa estaba también disparada, les mostramos pruebas -como hemos hecho en otras ocasiones- que desmienten informaciones alarmistas e infundadas (pero que ‘venden’ fenomenal en periódicos y telediarios).

Primero, hablemos del alojamiento. Los plumillas cómodos e inexpertos se limitan año tras año a entrar en Booking, teclear el nombre de la ciudad que alberga la final y meter la fecha del partido y a continuación ver lo que piden esos hoteles por las contadas plazas que quedan. ¡3.000 euros por dormir en Kiev! ¡5.000 euros! ¿Quién da más? ¡Hombre por favor! Precisamente Booking permite cancelaciones gratuitas, lo que provoca que año tras año a medida que se acerca la fecha de la final, todos aquellos que han reservado habitaciones con meses de antelación ‘por si acaso iban’ y no van o que han reservado por hacer negocio pero no las han logrado revender, las cancelan.

Sólo hay que entrar tres o cuatro veces a lo largo del día en Booking y seguro que en alguna de ellas el internauta encuentra una habitación doble en un hotel en Kiev o en sus alrededores (a 15 o 20 kilómetros) por menos de 50 euros. O si lo prefiere, una cama en habitación compartida por 15 euros, o un apartamento por 200 euros.

En segundo lugar, el viaje. Algunos medios hablaban de mil y pico euros cuando algunas agencias han ofrecido el desplazamiento con ida y vuelta en el día y traslados incluidos por 950 euros. Pero hay opciones más económicas. Poco a poco han ido apareciendo más vuelos y sólo hay que recurrir a Skyscanner para encontrar por menos de 900 euros una opción de vuelo directo con una low cost que nos permite volar a primera hora del sábado y regresar el domingo por la noche. O hacerlo por el viernes y regresar el domingo por 684 euros. Pero si el aficionado desea aprovechar el viaje para hacer más turismo, tiene además la posibilidad de moviéndose en esas cantidades, combinar Kiev con ciudades como Varsovia, Moscú o Estambul, atractivos destinos para conocer.

Por último, debemos aclarar el tema de las entradas. El destino, que implica mayor coste y desplazamiento más largo que otros, implica evidentemente una menor demanda que Lisboa o Milán y también que Cardiff, por lo que la habitual ‘fiebre’ por las entradas de la Champions se nota también en la reventa. Si otros años, tanto las entradas que la UEFA sortea en marzo en un ejercicio de irresponsabilidad como las de los socios madridistas cotizan en la reventa de Milanuncios por cifras que oscilan entre los 700 euros y los 900 euros, en esta ocasión es posible adquirir una localidad en el mercado negro a partir de 550 euros (e incluso aparece alguna ‘ganga’ ocasionalmente más barata).

 

 

Son evidentemente cifras que no son accesibles a cualquier bolsillo. Pero están muy lejos de aquéllas que se han empleado para llenar espacios en algunos medios periodísticos que las han difundido sin el rigor deseable. Todos los años lo mismo. Ni cuesta 3.000 euros dormir en Kiev ni conseguir una entrada es imposible, ni deben hacer caso de las exageraciones o mentiras disfrazadas de noticia que se repiten cada temporada.