Los cabos sueltos de Del Bosque de cara a la Eurocopa

Vicente del Bosque tiene varios problemas de importancia de cara a la próxima Eurocopa de Francia. La selección española llega a la cita tras quedar primera de grupo sin demasiadas dificultades, con el único tropiezo ante Eslovaquia hace ya más de un año, pero son muchas las incógnitas que hay sobre el grupo, sobre todo teniendo en cuenta que en junio llega la hora de la verdad, de enfrentarse a los mejores equipos. Y es que, de primeras, Republica Checa, Turquía y Croacia son ya cosa más seria que las Bielorrusia, Luxemburgo y compañía.

La cura de humildad que se llevó España en el Mundial de Brasil todavía está hoy muy presente y Del Bosque no quiere repetir errores, pero la realidad es que tres de los ‘culpables’ de la debacle, como fueron Diego Costa, Piqué e Iker Casillas, siguen estando en boca de todos y el seleccionador no sabe muy bien a día de hoy qué hacer con ellos.

En el caso del portero no hay duda de que será convocado para la competición, pero es más complicado saber si será titular o no, ahora que David de Gea pide una oportunidad a gritos. Más méritos no puede hacer el del United. Ver a Casillas fallando una vez más en Francia pondría al de Móstoles y al seleccionador, por meterle en el once, en una muy difícil situación.

Luego está el asunto de Diego Costa, que no se acaba de acoplar al equipo y del que no gustan sus continuas polémicas, ni entre los jugadores ni en el cuerpo técnico. La última precisamente fue con Casillas, al que hizo la zancadilla en el partido que enfrentó al Chelsea con el Oporto en el último partido de la fase de grupos de la Champions, en Stamford Bridge. El hispano brasileño dijo que solo fue una broma, pero nadie en la selección, incluido el propio Iker, lo entendió así.

En este punto, teniendo en cuenta que Casillas es la ‘niña bonita’ de Del Bosque, que el salmantino ya ha echado más de una vez en cara a Costa sus formas y que además éste ha bajado su rendimiento con respecto al pasado año, hay muchas probabilidades de que el ‘9’ de España se quede sin Eurocopa. Y más si jugadores como Paco Alcácer, que cumple cada vez que juega con la ‘Roja’, o Aguirretxe y Aduriz (estos dos últimos en racha con sus clubes) siguen metiendo goles. En cualquier caso, de los tres frentes abiertos, éste es el más complicado para el salmantino.

Otro de los cabos sueltos para el técnico es Gerard Piqué, jugador pitado por la propia afición española cada vez que toca un balón, sea cual sea el campo en el que juegue, por sus innumerables polémicas fuera del terreno de juego, ya sea por sus ideas políticas o por su negativa fijación con el Real Madrid, sobre todo con su ‘enemigo’ Arbeloa, al que hace poco llegó a llamarle ‘cono’ (cono-cido dijo exáctamente), que es como los detractores del lateral merengue le llaman para mofarse de él.

A los jugadores españoles del Madrid como Sergio Ramos las bromitas de Piqué están empezando a hartarle y aunque lo más probable es que Del Bosque intente poner paz en el conflicto, nadie garantiza que al final la cosa no acabe estallando.

Por todos es sabido que a Arbeloa le apartó Del Bosque por algo similar, por su actitud con otros jugadores de la ‘Roja’ en el terreno de juego (incluido un pisotón a Diego Costa en un partido Madrid-Atlético), pero sobre todo porque su relación con Casillas, capitán del equipo, era nula e incómoda para el resto de la plantilla. De ahí a dejar a Piqué fuera de la selección hay un mundo y se antoja poco probable, más teniendo en cuenta que el rendimiento deportivo del catalán esta temporada está siendo óptimo. Es casi seguro que estará en Francia, aunque lo más normal sería es que alguien tuviese una conversación con él.

El caso es que con esos tres ‘quebraderos de cabeza’ entra Del Bosque en 2016, más allá de la convocatoria de unos y otros, que siempre genera polémica, y con la esperanza de que el juego de España ha ido mejorando progresivamente desde el naufragio en Brasil, siendo una buena prueba de ello la victoria ante Inglaterra en el último amistoso en el Rico Pérez (2-0) y la mejora del rendimiento en jugadores clave como Andrés Iniesta o Santi Cazorla (lesionado, pero que llegará a tiempo para la Eurocopa).

Del papel de la selección en la Eurocopa dependerá la continuidad de Del Bosque, por mucho que él haya insinuado que su ciclo en al frente del equipo ha terminado.