Un Gigante llamado Bumgarner

Los Giants de San Francisco son los nuevos campeones de la MLB, la Liga de béisbol estadounidense después de derrotar a domicilio en el séptimo y definitivo partido a los Royals de Kansas City (3-2) en un encuentro que tuvo un claro protagonista: Madison Bumgarner, pitcher de los Giants y que ha sido nombrado MVP de la final.

El lanzador de Carolina ha tenido una participación fundamental en la serie por el título, ya que ha contribuido decisivamente a tres de las cuatro victorias de su equipo en la serie final, convirtiéndose en el lanzador abridor en el primer y el quinto duelo de la serie y contra pronóstico, tras entrar en el quinto turno de bateo del séptimo partido (sólo 48 horas después de haber lanzado en el quinto durante todo el partido) y no permitir carrera alguna de sus rivales, quienes añadieron suspense al final situando a un hombre en la tercera base.

Con su tercer título en cinco años de las llamadas de forma vanidosa ‘Series Mundiales’ (2010, 2012 y 2014), los Giants ya han marcado una época en el béisbol pese a no contar con los presupuestos ni con los potentes bateadores de muchos de sus rivales.

Pero el béisbol es una caja de sorpresas y esta temporada se ha vuelto a demostrar. Porque a lo que conocemos como cuartos de final accedieron los seis primeros clasificados de la Liga regular, y del séptimo al décimo jugaron una repesca para clasificarse. ¿Saben quiénes fueron los clasificados en esa repesca? Los Giants y los Royals, quienes en las dos rondas siguientes superaron con autoridad a rivales que partían como favoritos para plantarse en la gran final. San Francisco está de fiesta. Y rinde pleitesía a un gigante para la historia: Madison Bumgarner.