Los ocho exámenes de Florentino en la Asamblea

Florentino Pérez ha disfrutado hasta hoy de la confianza inquebrantable de los socios del Real Madrid, avalado por su brillante política económica, por haber fichado durante su gestión a algunos de los mejores jugadores del mundo y por aceptables resultados deportivos, coronados con la consecución de la Décima el pasado mes de mayo en Lisboa. Las irregularidades de sus predecesores en el cargo y de sus homónimos en la Ciudad Condal, al mismo tiempo, le han allanado el camino en sus dos etapas al frente de la nave madridista. Pese a ello, haber convertido la entidad en un club presidencialista, al margen de los técnicos en lo deportivo y de los socios en lo institucional, el hecho de que el marketing se anteponga en ocasiones al deporte y la falta de transparencia en algunas de sus gestiones le llevarán en la próxima Asamblea de Compromisarios del 21 de septiembre a verse obligado a aclarar varias cuestiones relevantes.

-Imposición del aval y no haber mostrado el suyo

Con el argumento de proteger al Real Madrid de posibles jeques o magnates que anhelaran acceder al cargo, Florentino logró que se aprobara (por una abrumadora mayoría) unas condiciones para ser candidato a presidente del Real Madrid que se desconoce si él cumplió. Al margen de la antigüedad como socio de 20 años, cualquier candidato debe ahora avalar con su patrimonio personal 81 millones de euros, el 15% del presupuesto del club. “Esto no es un club de petanca. No puede venir alguien con mucha labia y sin dinero para quedarse con él”, esgrimió entonces el presidente madridista ante la Asamblea, cuyo proceso de elección de compromisarios tiene históricamente numerosas lagunas que pueden permitir a los gestores favorecer la inclusión de socios afines. El caso es que Florentino Pérez, único candidato en las pasadas elecciones, no presentó el citado aval, o no lo mostró tras la petición de algunos compromisarios. Aunque esa petición se ha reiterado en los últimos meses, el dirigente continúa dando la callada por respuesta.

-Discutidas decisiones deportivas

Florentino Pérez es acusado por sus críticos de darle más importancia al marketing que al fútbol y de haber realizado algunos movimientos más dirigidos a vender camisetas que a reforzar el equipo deportivamente. Con un equipo campeón de Europa en sus manos, el Real Madrid gastó 80 millones de euros en la contratación de un jugador que no estaba contrastado (James) cuando contaba con uno con características similares en la plantilla (Isco). El club negó una mejora salarial a uno de los futbolistas más destacados del pasado año (Di María) y sin embargo aumentó los emolumentos de un jugador discutido pero fichado por el actual presidente (Benzema), futbolista a quien por otro lado no se ha buscado un recambio de altura sino un teórico suplente (Chicharito). Algunos socios esgrimen en que los cambios no eran necesarios teniendo una plantilla campeona de Europa, y se preguntan: ¿Quién hace los fichajes en el Real Madrid? ¿Quién es el director deportivo? ¿Pintan algo los técnicos?

-La remodelación del Bernabéu, paralizada y sin financiación

Los planes de Florentino de renovar el estadio Santiago Bernabéu por 400 millones de euros se han encontrado con varios escollos en los últimos meses. Por un lado, la imposiblidad de recurrir a la emisión de bonos para costear la mitad de la remodelación, al no contar el Real Madrid con la calificación financiera necesaria para avalar su solvencia ante los inversores ya que no es una Sociedad Anónima ni cuenta con rating. Por otro lado, el hecho de las compañías con las que se ha negociado su patrocinio del estadio (que pasaría a llamarse Microsoft Bernabéu, o Coca Cola Bernabéu, por ejemplo) no han accedido a pagar los 50 millones de euros al año que pretendía el Real Madrid. Y en tercer lugar, la reciente decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de paralizar cualquier inicio de remodelación atendiendo a la denuncia de Ecologistas en Acción, que reclama que no se inicien las obras hasta que la Comisión Europea resuelva su expediente abierto por presuntas ayudas públicas a la entidad madridista.

-Falta de transparencia en fichajes y salarios

Con Florentino Pérez al mando, el Real Madrid ha fijado la estrategia de no hacer públicos los costes de los fichajes o los salarios de cada jugador. Este hecho provoca que en algunas contrataciones el club vendedor asegure que el Real Madrid ha pagado un precio mucho más alto por el jugador que lo que el propio club madridista filtra a los medios, con lo que los socios desconocen realmente cuál es el coste de cada contratación.

-Problemas en el reciente reparto de abonos, entradas y con la Grada Joven

En el reparto de abonos –recientemente se permitió que algunos socios que no lo tenían pudieran acceder a él-, el club ha optado por no ofrecer a los nuevos abonados los asientos disponibles que reserva “para la venta libre de localidades al público en general” si no abonos sueltos y sólo en algunas zonas del estadio, lo que ha provocado que muchos de ellos estén separados de sus amigos o familiares. La situación es grotesca, con padres separados de sus hijos en el campo en sectores o filas separadas, y sin embargo con asientos vacíos al lado que el club prefiere ‘reservar’. La final de Lisboa también provocó el enfado de muchos socios que acusaron al club de falta de transparencia en el reparto y en el elevado número de localidades que la entidad reservó para “compromisos del club”.

Con la reciente creación de la grada joven también hay malestar entre grupos de socios. Por un lado, por el hecho de que los miembros de la grada joven paguen menos por su localidad que los socios que ocupan la misma localidad en el fondo opuesto, aunque aquí cabe explicar que el Real Madrid realiza esa concesión a cambio de que estén ‘obligados’ a animar y a asistir a un número determinado de partidos.

Por otro, el malestar de aquéllos que ocupaban asientos en esa zona (Tercer y Cuarto Anfiteatro del Fondo Sur) y que han sido obligados a marcharse, ya que el club les ha dificultado el traslado: sólo respetaría los grupos de abonos juntos si había lazos familiares. Es decir, si usted estaba acompañado por varios amigos en esa zona, está forzado a marcharse y no puede usted sentarse en otra zona con esos mismos amigos.

-Real Madrid Televisión, en ‘cerrado’

Aunque los rumores no han cesado en los últimos meses, la eterna promesa de que Real Madrid se emitiría en abierto -gratis- para todos los socios sigue pendiente. Mucho se ha especulado durante meses sobre si Real Madrid TV ocuparía la frecuencia de Marca TV, Intereconomía o MTV, pero el canal “de todos los madridistas” continúa inaccesible si no es a través de una plataforma de pago.

-Presentar las cuentas a los medios antes que a los socios

Florentino Pérez acostumbra a mantener reuniones con los socios compromisarios antes de cada Asamblea, con el objetivo de calmar sus preocupaciones y de evitar que los temas espinosos se hagan públicos en la Asamblea, o al menos, para tener preparada una respuesta para éstos. En esta ocasión, sorpresivamente, ha preferido anunciar sus logros económicos a los medios de comunicación antes de la citada reunión preasamblearia.

-Interpretación del balance económico

Algunos expertos interpretan el balance económico de forma distinta a la presentada oficialmente por el Real Madrid, que en las cuentas anunciadas registra un beneficio de la pasada temporada de 38,5 millones de euros, aunque con una deuda neta de 71,5 millones, 19 millones menos que la campaña anterior. La reciente publicación de Forbes con el Real Madrid a la cabeza como el equipo deportivo más valioso del mundo y los buenos datos por ingresos de mercadotecnia parecen sin embargo confirmar la buena gestión económica en el Real Madrid del presidente de ACS, por lo que se presume que las cuentas serán aprobadas sin mayores problemas.

Éstas son las principales cuestiones de las que Florentino deberá responder en una Asamblea que se celebrará una semana después del Real Madrid-Atlético, lo que puede condicionar el clima de ésta. Porque al final, para bien o para mal, el balón manda. Una goleada madridista permitiría al presidente del Real Madrid llegar en olor de multitudes al Pabellón 9 de IFEMA. Una goleada atlética multiplicará las voces críticas.

Twitter: @victorabajo

Contacto: vabajo@republica.com